A car drives through flood water by the Chart House on Boston's Long Wharf during a November king tide. (Robin Lubbock/WBUR)

Por: Barbara Moran

Click here to read this article in English, by WBUR


Los residentes de Massachusetts están preocupados por los efectos del cambio climático, la mayoría considera que los impactos de las olas de calor, inundaciones costeras y tormentas afectarán en gran medida al estado en los próximos cinco años.

Sin embargo, menos de la mitad de los residentes mencionan el cambio climático como una gran prioridad; este aspecto se encuentra por detrás de temas como la atención médica, el empleo y la economía, la educación, los impuestos y los costos del combustible.

Los hallazgos corresponden de una nueva encuesta (topline ,crosstabs) realizada a 1,890 residentes de Massachusetts patrocinada por Barr Foundation y realizada por MassINC Polling Group. Los resultados sugieren que la preocupación por el cambio climático ha disminuido desde 2019, cuando el 54 % de las personas calificó dicho tópico como de alta prioridad en la agenda del gobierno estatal. Esa cifra ahora se sitúa en el 47 %.

«Eso no significa que no sea importante y que las personas no apoyen la acción. De hecho, cuando preguntamos sobre algunas propuestas de tipo político, encontramos un MassINC Polling Group. Pero «la gente está evaluando su preocupación por el cambio climático, que es muy real, frente a otros muchos problemas».

Cortesía del grupo de encuestas de MassINC

De acuerdo con las encuestas nacionales, es más probable que los residentes afroamericanos y latinos digan que el cambio climático es un problema «muy serio» para el estado. Los datos también se hacen eco de las encuestas nacionales al mostrar una gran brecha partidista respecto al tema, con el 62 % de los demócratas e independientes calificándolo como un problema muy serio, en comparación con solo el 22 % de los republicanos.

Algunos residentes indicaron que están tomando algunas medidas para generar pequeños cambios en el clima, más comúnmente reciclando y ajustando sus termostatos para ahorrar energía. El 34 % señaló que actualmente vota en función de sus prioridades climáticas

Solo el 13 % de los propietarios de viviendas dice que ya tiene paneles solares en sus hogares, mientras que un 27 % está considerando instalarlos. El interés de los residentes por el tema energético en el hogar aumenta si se trata de alguna ayuda financiera: el 60 % de los propietarios de viviendas señaló que recibir un incentivo o un reembolso los impulsaría a realizar mejoras; el 54 % dijo que una exención de impuestos haría lo mismo.

También hay un fuerte apoyo para que el estado exija que los edificios nuevos y los remodelados usen energía renovable, estén listos para carga EV o sean completamente eléctricos. El 76 % apoya la actualización de los códigos de construcción del estado para dar mejor cuenta de las amenazas del cambio climático.

Cortesía del grupo de encuestas de MassINC

Algunas de las cifras más sorprendentes surgieron con preguntas sobre el transporte, dijo Parr. Solo el 18 % de los residentes dice que es «muy probable» la compra de un vehículo eléctrico próximamente, este porcentaje corresponde mayormente a las personas con altos ingresos y niveles de educación. Pero el 73 % dice que está dispuesto a caminar en lugar de conducir en viajes cortos. La mayoría afirma que tomaría el transporte público si fuera de mayor acceso (64 %), confiable (61 %), frecuente (60 %) o gratuito (62 %).

«La conversación sobre el transporte tiende a centrarse en la conversión a vehículos eléctricos, pero estos números sugieren un enfoque en ambos», dijo Parr. «Muchos residentes están dispuestos a dejar el automóvil estacionado por completo, al menos para algunos viajes».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.