Driving Families Forward Coalition. (Foto: Organización ACLUM- Web aclum.org)

El pasado martes 5 de abril, alcaldes y líderes municipales de todo Massachusetts se reunieron de manera virtual para respaldar el proyecto de ley que otorgaría licencias de conducir a indocumentados.

Este evento fue organizado por la coalición Driving Families Forward y Local 32BJ SEIU. Entre los oradores estuvieron la alcaldesa de Boston, Michelle Wu; el alcalde de Brockton, Robert F. Sullivan; el alcalde de Lynn, Jared Nicholson; la alcaldesa de Salem, Kim Driscoll y el administrador de la ciudad de Chelsea, Tom Ambrosino.

Wu fue la encargada de abrir la conferencia y durante su discurso expresó las razones de su apoyo a la legislación. 

“Estoy aquí, en mi capacidad como alcaldesa de Boston, para dar voz a los muchos residentes que necesitan con urgencia mecanismos de transporte, seguridad y movilidad económica”, dijo. “También estoy defendiendo mi identidad como hija de inmigrantes, por lo que sé cómo se siente esperar por un proceso cuyos resultados parecen lejanos debido a las muchas barreras que se interponen en el camino».

Wu calificó a Boston como una ciudad de color, con un 29 % de la población proveniente de inmigrantes. 

La alcaldesa Driscoll señaló que una licencia de conducir brinda mayores oportunidades laborales y escolares. Además, permite disfrutar de la «calidad de vida con la que muchos de nosotros estamos familiarizados». Económicamente, tener acceso a un vehículo abre las puertas a nuevos trabajos e incluso poder iniciar un negocio propio.

La seguridad pública fue un aspecto en el que coincidieron varios de los líderes, incluido el administrador de la ciudad de Chelsea, Thomas Ambrosino.

“No tengo ninguna duda de que mejorará la seguridad pública en nuestra comunidad. Tener a más de nuestros residentes capacitados, legalmente autorizados y asegurados en las carreteras, marcará una diferencia absoluta», indicó.

El proyecto de Work and Family Mobility Act aún debe ser aprobado por el Senado estatal antes de pasar por el escritorio del gobernador Charlie Baker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.