(Foto: Freepik- usuario panuwat)

La fiscal general Maura Healey se unió el 29 de marzo a una decena de colegas para exigir a la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB) que se establezcan controles para los prestamistas de los programas de «compra ahora y paga después» (BNPL, por sus siglas en inglés).

En los comentarios presentados, los fiscales generales piden a la CFPB que fije sólidas protecciones al consumidor y realice una revisión exhaustiva de los esquemas de préstamos BNPL.

A la coalición le preocupa que, al ofrecer crédito inmediato sin notificar condiciones de pago, los préstamos y servicios de BNPL son particularmente atractivos para los consumidores con obligaciones de deuda o para los más jóvenes que carecen de experiencia crediticia. Los fiscales también señalan que los préstamos BNPL pueden contener términos y características que terminan involucrando a los consumidores en un ciclo de deuda constante.

“Los prestamistas de ‘compra ahora y paga después’ pueden hacer promesas que suenan demasiado buenas para ser verdad y, a menudo, lo son. Esto hace que los prestatarios terminen pagando mucho más dinero y no puedan salir de sus deudas”, dijo Healey. “Me sumo a mis colegas para pedirle a la CFPB que examine las prácticas utilizadas por esta industria y se asegure de que los prestamistas no puedan obtener una ganancia injusta”.

Los consumidores usan préstamos BNPL para una variedad de bienes y servicios, que incluyen ropa, artículos para el hogar, boletos para eventos, productos electrónicos y cursos de capacitación en línea. En los últimos años, la industria de BNPL ha experimentado un crecimiento rápido y exponencial, particularmente durante la pandemia de COVID-19, ya que los consumidores han comprado en línea con mayor frecuencia.

En su carta, la coalición expresa su preocupación de que algunos prestamistas de BNPL pueden estar intentando evadir las leyes de crédito y protección al consumidor federales y estatales a través de sus prácticas al no divulgar específicamente los términos de préstamo y reembolso.

Asimismo, recomiendan a la CFPB examinar los medios a través de los cuales las empresas de BNPL protegen la privacidad de los consumidores y recopilan, usan y monetizan los datos de los consumidores.

Además de Massachusetts, el grupo de fiscales está conformado por Illinois, Kwame Raoul, están los fiscales generales de California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawái, Iowa, Maine, Maryland, Michigan, Minnesota, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Vermont y Washington, así como la Oficina de Protección al Consumidor de Hawái.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.