(Foto: Twitter Cityofboston)

La Junta de Salud de Boston votó el miércoles 10 de marzo a favor de levantar el estado de emergencia, que se declaró por primera vez el 15 de marzo de 2020. Esta decisión se da cuando la ciudad y el estado han visto tendencias positivas en las métricas de COVID-19.

Boston también eliminó el requisito de prueba de vacunación para las empresas, aunque los funcionarios de salud pública aún alientan a los residentes a vacunarse contra el COVID-19.

“Gracias por hacer su parte vacunándose, usando mascarillas y protegiendo a los demás”, comentó Wu a los residente en un tuit. “Continuaremos siguiendo (las recomendaciones de) la ciencia mientras avanzamos hacia nuestra recuperación pandémica”.

El requisito de mascarilla fue levantado para la mayoría de los espacios públicos interiores de la ciudad. Sin embargo, recomiendan el uso de mascarillas para las personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones graves.

Todavía se requieren cubrebocas en el transporte público, entornos de atención médica, centros de atención colectiva, programas de refugio de emergencia e instalaciones correccionales.

La dra. Bisola Ojikutu, comisionada de Salud Pública y directora ejecutiva de la Comisión de Salud Pública de Boston, dijo que a partir del 7 de marzo la ciudad estaba viendo una tasa de positividad de alrededor del 2,2%, por debajo del pico del 32% en enero. Las hospitalizaciones de adultos y las camas de UCI ocupadas también disminuyeron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.