La concejal Kendra Lara pronunciará el discurso inaugural en la sesión del Concejo Municipal de Boston el 2 de marzo y presentará una orden de audiencia para extender el derecho al voto en elecciones municipales a los inmigrantes con estatus legal.

Lara, del partido demócrata, cree que ampliar el electorado es el primer paso para crear una democracia representativa. “Tenemos la oportunidad de construir un gobierno desde abajo, dirigido por aquellos que se ven más directamente afectados por las leyes que implementamos en el Ayuntamiento”, señaló en un comunicado. “Este es el primer paso para redistribuir el poder a las personas de clase obrera que hacen a nuestra ciudad lo que es hoy”.

Esta no sería la primera vez que se debate el tema, en 2007, el concejal Félix Arroyo presentó también una solicitud pero no fue aprobada. En 2018, la presidenta del Concejo, Adrea Campbell, también organizó una audiencia con el apoyo de la congresista Ayanna Pressley.

Los inmigrantes constituyen el 29% de la población de Boston, señala el comunicado de prensa de Lara, quienes «forman parte integral del tejido social, político, económico y cultural de la ciudad». Según la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de 2018, los inmigrantes en el condado de Suffolk pagaron $2.1 mil millones en impuestos y tienen aproximadamente $5.4 mil millones en poder adquisitivo.

La concejal Lara considera que excluir a cualquier contribuyente del proceso electoral es incompatible con el principio estadounidense fundamental de “no taxation without representation”; es decir, en español, “ningún impuesto sin representación política” o “sin representación no hay tributación”. 

Si el Concejo Municipal aprueba la medida, esta pasará a la legislatura estatal abriendo paso a la posibilidad de establecer derecho al voto para más de 40,000 inmigrantes que residen en la ciudad de Boston.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.