Saugus police cruiser (Todd Wallack/WBUR)

Por: Todd Wallack

Click here to read this article in English, by WBUR


Las personas de color tienen mayor probabilidad de ser requisadas en puntos de control de tránsito y de recibir citas judiciales por parte de los departamentos de policía estatales y locales en Massachusetts en 2020, según indica un estudio publicado el lunes 7 de febrero.

Sin embargo, el mismo estudio no encontró evidencia de que la policía de Massachusetts antepusiera la detención de una persona de color a la de una blanca, esto, basándose en una técnica que se ha utilizado para evaluar los prejuicios raciales en otros estados.

La Oficina Ejecutiva de Seguridad Pública del estado contrató a la Salem State University y la Worcester State University para analizar las detenciones en puntos policiales con el objetivo de analizar posibles prejuicios raciales en el marco de la ley «hands-free driving law«. Los investigadores utilizaron datos de más de 280 departamentos de policía, cada uno de los cuales realizó más de 100 detenciones en controles de tránsito.

El informe encontró que el 1,2% de los conductores que eran personas de color estaban sujetos a requisas, en comparación con el 0,7% de los conductores blancos, una diferencia que se consideró estadísticamente significativa.

Los datos también encontraron que el 18% de los conductores hispanos y casi el 14% de los conductores afroamericanos recibieron citaciones penales después de una requisa, en comparación con menos del 10% de los blancos. Los afroamericanos e hispanos también tenían más probabilidades de ser arrestados, mientras que los blancos con mayor frecuencia podían retirarse apenas con una medida de advertencia, encontró el informe.

A nivel nacional, los investigadores descubrieron previamente que los conductores afroamericanos tienen menos probabilidades de ser detenidos por la noche cuando las carreteras están «bajo el manto de la oscuridad». Pero en Massachusetts, los investigadores de Salem encontraron que las personas de color tenían en realidad un 36% menos de probabilidades de ser detenidas durante el día que las blancos.

«Este hallazgo significa que, para el estado en su conjunto, no existen datos de soporte para el patrón de disparidad racial que está basado en el análisis [de la oscuridad de la noche]», indica el informe.

El estudio encontró que las personas de color tenían más probabilidades de ser detenidas por patrullas policiales estatales en Foxborough y por autoridades locales en Hadley y Ludlow. Pero los autores del informe advirtieron que podría haber factores alternos que llevaran a eso en dichos departamentos, incluido el comportamiento de los conductores.

«Advertimos que nuestros hallazgos no confirman un patrón racial y cualquier incidente con validez estadística podría tener un explicación, más allá del sesgo de las autoridades», dijo la investigadora de Salem State, Gina Curcio, en un comunicado .

La oficina de seguridad pública planea realizar audiencias públicas sobre el análisis el 28 de febrero, el 1 y el 2 de marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.