El gobierno de Biden pondrá en arresto domiciliario a cientos de migrantes detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México en las próximas semanas, mientras busca alternativas más económicas, según un aviso a los legisladores y a un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos.

Contexto: Un programa piloto de 120 días será lanzado en Houston y Baltimore con entre 100 y 200 adultos solteros inscritos en cada ubicación, según una notificación  enviada por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EE. UU. y revisado por Reuters.

  • El programa de detención en casa cuesta de $6 a $8 al día por cada afiliado, mucho menos que el costo diario de $142 de la detención de inmigrantes en los centros.
  • Por lo general, se requerirá que los afiliados permanezcan en casa desde las 8 p.m. hasta las 8 a. m., con excepción de los horarios de trabajo para aquellos con autorización de empleo o por circunstancias extraordinarias.
  • Otras alternativas a la detención que se usan actualmente, como las pulseras en los tobillos y el monitoreo telefónico, requieren que los afiliados notifiquen a los administradores si se van del estado o viajan, pero no exigen el confinamiento domiciliario, dijo el funcionario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Alternativas más humanas: El actual  presidente demócrata Joe Biden, a diferencia de su predecesor Donald Trump, ha prometido un enfoque más humano de la política de inmigración.

  • Durante su campaña presidencial, Biden se comprometió a poner fin a la detención de inmigrantes con fines de lucro, pero aún no ha cumplido esa promesa.
  • El programa de detención domiciliaria podría enfrentar críticas tanto de los adversarios a las medidas pro-inmigrantes por considerarlo muy laxo, pero también de sus defensores por ser más estricto que las alternativas existentes a la detención. 
  • Un defensor de los inmigrantes en Twitter calificó el plan de «encarcelamiento electrónico masivo» después de que el medio Axios informara por primera vez los detalles del programa piloto.

El panorama: El plan llega en un momento coyuntural, cuando se espera que los arrestos en la frontera entre Estados Unidos y México alcancen niveles récord, pero además, con espacios de detención limitados por la pandemia de coronavirus.

  • Aunque la mayoría de los migrantes detenidos en la frontera están siendo expulsados ​​rápidamente bajo una orden de salud relacionada con el COVID-19, a miles se les ha permitido ingresar al país para continuar con sus casos de inmigración.
  • La administración de Biden planea solicitar al Congreso los fondos para colocar en alternativas a la detención a unos 400 mil migrantes este año, lo que podría incluir la iniciativa de detención domiciliaria, así como los programas existentes, dijo el funcionario del DHS.

Con información de: Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.