En la Ciudad de Boston se espera una temporada de frío inusual, con bajas temperaturas que podrían marcar récord. La Administración de Michelle Wu compartió una guía con medidas de prevención para el invierno.

“Nuestra ciudad está trabajando para garantizar que todos, desde nuestros jóvenes estudiantes que esperan el autobús hasta aquellos sin hogar, estén protegidos del frío”, dijo la alcaldesa. “Insto a todos los residentes de Boston a hacer su parte para cuidarse unos a otros y tomar las precauciones necesarias para las temperaturas que se avecinan”.

Debido a la posibilidad de bajas temperaturas y fuertes ráfagas de viento, existe un mayor riesgo de hipotermia y congelación en las poblaciones vulnerables, como las personas sin hogar, los ancianos y los niños. El clima frío también puede exacerbar los problemas de salud en las poblaciones de alto riesgo.

Si bien el pronóstico de temperatura no alcanza el umbral para declarar una emergencia climática, los centros comunitarios de Boston Centers for Youth & Families (BCYF) estarán abiertos como centros de calentamiento durante su horario normal de funcionamiento mañana. Las ubicaciones se pueden encontrar en Boston.gov/BCYF.

Las ubicaciones de la Biblioteca Pública de Boston (BPL) estarán abiertas en horario normal y servirán como espacio para refugiarse del frío.

Los sitios de prueba de COVID-19 se verán afectados dependiendo del clima, puedes revisar a diario una lista actualizada con los horarios haciendo click aquí.

El alcaldesa Wu recomendó a la comunidad permanecer en sus hogares de ser necesario, limitar las actividades al aire libre y usar varias capas de ropa. Recalcó la importancia de llamar al 911 en caso de conocer o saber de alguna persona vulnerable que necesite un refugio.

Los refugios de Southampton Street y Woods Mullen permanecerán abiertos las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Recomendaciones para mantener a salvo:

Vestimenta:

  • Use varias capas de ropa holgada, liviana y abrigada en lugar de una sola capa de ropa pesada.
  • Siempre use un sombrero y cubra su boca con una bufanda para proteger sus pulmones.
  • Vista a los niños abrigados y establezca límites de tiempo razonables para jugar al aire libre.
  • Restrinja la exposición de los bebés al aire libre cuando hace menos de 40 grados Fahrenheit.

Esté alerta ante signos de congelación:

Los signos de congelación incluyen pérdida de sensibilidad y apariencia blanca o pálida en las extremidades, como los dedos de las manos y los pies, los lóbulos de las orejas y la punta de la nariz. Si los detecta, busque ayuda médica de inmediato.

Esté atento a los signos de hipotermia:

Estos incluyen escalofríos incontrolables, pérdida de memoria, desorientación, incoherencia, dificultad para hablar, somnolencia y agotamiento aparente. Si usted o alguien que conoce muestra alguno de estos síntomas, comuníquese con un proveedor de atención médica de inmediato. Si los síntomas son graves, llame al 911.

Pautas de calefacción para propietarios e inquilinos:

De acuerdo con el Código Sanitario del Estado de Massachusetts, la temporada de calefacción comienza oficialmente el 15 de septiembre y termina el 15 de junio. Los propietarios deben calentar los espacios habitables a una temperatura mínima de 68 grados entre las 7 a.m. y las 11:00 p m. y 64 grados entre las 11:01 p. m. y 6:59 a. m.

En caso de emergencia, se insta a los propietarios a mantener una lista de contratistas autorizados (electricistas, plomeros y contratistas generales) archivados. Los inquilinos que experimenten problemas con su sistema de calefacción deben revisar el termostato, asegurarse de que el dial esté encendido e informar de inmediato al propietario o administrador de la propiedad que no haya problemas de calefacción o que esta sea insuficiente.

Si el propietario o administrador de la propiedad no responde, llame al 311 para presentar una queja.

Seguridad de calefacción:

  • Nunca intente calentar su hogar con una parrilla de carbón o gas, una estufa de cocina u otro producto que no esté diseñado específicamente como calentador. Estos pueden provocar un incendio o producir niveles peligrosos de monóxido de carbono muy rápidamente.
  • Su sistema de calefacción debe ser limpiado y revisado anualmente.
  • Instale y mantenga alarmas de humo y detectores de monóxido de carbono en todos los niveles de su hogar. El monóxido de carbono es un gas invisible que se produce cada vez que se quema cualquier combustible. Las fuentes comunes incluyen hornos de petróleo o gas, calentadores de agua, chimeneas, estufas y algunos calentadores de espacio. No tiene olor, sabor ni color. Es venenoso y puede ser mortal.

Consejos para mantener el agua fluyendo y las tuberías descongeladas durante el frío extremo:

La Comisión de Agua y Alcantarillado de Boston recomienda a los propietarios ubicar la válvula principal de cierre de agua de la casa y aprender a usarla. Si se rompe una tubería congelada, cerrar la válvula principal rápidamente minimizará las inundaciones y los daños a la propiedad.

Los propietarios de viviendas deben aislar las tuberías en áreas sin calefacción como sótanos, garajes y espacios angostos. Use materiales económicos de ferretería para evitar que las tuberías se congelen y para mantener el flujo de agua caliente.

Haga circular aire caliente alrededor de las tuberías manteniendo abiertas las puertas de los gabinetes. Haga circular un hilo de agua del grifo a través de las tuberías durante el frío extremo para ayudar a evitar que se congelen.

Ubique su medidor de agua, protéjalo de las corrientes de aire y asegúrese de que las puertas y ventanas del sótano estén bien cerradas.

Si las tuberías se congelan, use un secador de pelo para descongelar, si es posible. Nunca use fuego. Si se pierde agua en todos los grifos, llame a la línea de asistencia de emergencia de BWSC las 24 horas al 617-989-7000.

Recursos para reparaciones de emergencia en el hogar:

Los propietarios de viviendas con ingresos elegibles y los residentes de Boston mayores de 60 años pueden recibir asistencia con emergencias y reparaciones durante el invierno, como reparación de daños por tormentas, techos con goteras, hornos y tuberías con goteras/congeladas. Para obtener ayuda, los residentes deben llamar al 311 o al Boston Home Center al 617-635-HOME (4663).

Además, el programa Seniors Save ayuda a los bostonianos mayores de 60 años que reúnen los requisitos de ingresos a reemplazar sistemas de calefacción viejos e ineficientes con un sistema de calefacción completamente nuevo, incluso antes de que ocurra una falla durante los fríos meses de invierno. Los adultos mayores también pueden llamar al 311 o al Boston Home Center al 617-635-HOME (4663) para conectarse con un miembro del personal de la ciudad para brindar detalles adicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.