En un año murieron en promedio 272 personas cada día. | Foto Pexels.

En Estados Unidos se observa una crisis por muertes debido a sobredosis de droga, lo cual ha encendido las alarmas de las autoridades en un momento en que los mayores esfuerzos se concentran en la pandemia del COVID-19.

Estas son cinco claves para entender la situación.

1.El número de víctimas

La epidemia de drogas alcanzó otro hito en noviembre, cuando el gobierno informó que más de 100 mil personas fallecieron por sobredosis entre abril de 2020 y abril de 2021. Es la primera vez que las muertes relacionadas con las drogas alcanzan las seis cifras en un período de 12 meses.

Las personas que murieron, 275 cada día, llenarían el estadio donde la Universidad de Alabama juega al fútbol. Además, el total iguala a la población de Roanoke, en el estado de Virginia.

2.Aumento de los casos

Ahora hay más muertes a causa del consumo excesivo de fentanilo, un narcótico, que por sobredosis de todas las drogas en 2016. Aquí hay un énfasis para las autoridades.

A pesar de los esfuerzos de los gobiernos, los proveedores de atención médica y los activistas, entre otros actores, el problema empeora.

Las nuevas cifras, que son provisionales pero rara vez cambian mucho en los recuentos finales, representan un aumento de 28,5% con respecto al mismo período del año anterior. 

3.¿Por qué ocurre esto?

Las dificultades financieras, de salud mental, de vivienda y otras causadas por la pandemia del COVID-19 son las principales responsables de gran parte del aumento de muertes, refiere The Washington Post en un reporte al respecto.

Mary’s Center, un centro de salud comunitario con ubicaciones en DC y Maryland, comenzó su programa de servicios para adicciones en 2015. Durante los siguientes cinco años únicamente cuatro de sus 600 pacientes sufrieron una sobredosis y murieron.

Pero la cifra de Mary’s Center se duplicó en 2020 a 10 muertes, un cambio que la clínica atribuye a los desafíos del aislamiento durante la pandemia de coronavirus y la prevalencia en aumento del fentanilo sintético mortal, informó el centro de salud en mayo de 2021.

4.La voz oficial

“Es hora de enfrentar el hecho de que esta crisis parece estar empeorando”, advirtió el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, en noviembre de 2021. “Necesitamos (poner) todas las manos a la obra”, sugirió.

La jefa de la Administración para el Control de Drogas, Anne Milgram, también notó un aumento en las incautaciones de fentanilo, que según informó alcanzaron las 12 mil libras en 2021.

5.Acciones y acusaciones

La administración Biden pide al Congreso $11 mil millones en el presupuesto de 2022 para financiar programas antidrogas, que promuevan la prevención, el tratamiento y la recuperación.

En medio de la tensión, las cadenas de farmacias CVS, Walgreens y Walmart fueron acusadas, por los condados Lake y Trumbull, de Ohio, por presuntamente distribuir “imprudentemente” cantidades masivas de analgésicos, informó el pasado 23 de noviembre un jurado federal.

Las tres cadenas de farmacias entraron en disputa judicial. Los condados de Lake y Trumbull las culparon por no detener la avalancha de píldoras que causó cientos de muertes por sobredosis y le costó a cada una jurisdicción unos mil millones de dólares, según argumentó su abogado.

Los defensores de las cadenas de farmacias sostuvieron que tenían políticas para detener el flujo de píldoras cuando sus farmacéuticos tenían inquietudes; y notificaban a las autoridades sobre cualquier orden sospechosa. También dijeron que eran los médicos quienes controlaban cuántas píldoras se recetaban para necesidades médicas legítimas.

El número de recetas de opioides emitidas por proveedores de atención médica ha disminuido drásticamente en Estados Unidos debido al contexto de la crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.