Amtrak anunció el jueves que reducirá su horario entre la víspera de Año Nuevo y el jueves 6 de enero, ya que afronta el mal tiempo en algunas partes del país y un aumento en los casos de coronavirus entre sus empleados.

¿Por qué es importante? Aproximadamente dos docenas de trenes en el Corredor Noreste y rutas de larga distancia se verán afectados. Las reducciones son aproximadamente el 1,5% de los trenes de Amtrak que estaban programados para la semana.

  • Amtrak informó que cancelaría los trenes nocturnos entre Boston y Newport News, Virginia, en el Corredor Noreste entre el viernes y el jueves. Otros cuatro trenes entre Washington DC y Springfield, Massachusetts, fueron suspendidos entre el viernes y el domingo.
  • Los trenes de larga distancia en cuatro rutas que salían el viernes fueron cancelados, así como los trenes en ambas direcciones entre Nueva Orleans y Nueva York el sábado y martes.

El contexto: Amtrak aseguró que el 97% de su fuerza laboral está vacunada contra el coronavirus, pero ha visto un aumento en los casos positivos con el incremento registrado en el país. El sistema de transporte había señalado esta semana que el coronavirus no estaba provocando cancelaciones.

  • El recorte de viajes en trenes sigue a la cancelación de miles de vuelos desde la víspera de Navidad; y las interrupciones en los servicios de tránsito local a medida que la variante ómicron impulsa los contagios a los niveles más altos de la pandemia.
  • Esta semana, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades redujeron el período de aislamiento requerido para las personas que dieron positivo al virus, en parte debido a la preocupación de que partes esenciales de la economía pudieran fallar.
  • Amtrak ha recibido un impulso de $66 mil millones en la ley de infraestructura que firmó el presidente Joe Biden.
  • Los ejecutivos de Amtrak advirtieron al Congreso este mes que un mandato de vacunación contra el coronavirus amenazaba con dejarlo con poco personal.

¿Qué dicen? “Amtrak lamenta cualquier inconveniente”, se lee en un comunicado del servicio de transporte. “Continuamos monitoreando las condiciones cambiantes y haremos los ajustes necesarios”.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.