Más de 2 millones de personas volaron el lunes, según la Administración de Seguridad en el Transporte. | Foto: Efe.

Las interrupciones de los vuelos han disminuido ligeramente este martes. Sin embargo, se reportan más de 800 cancelaciones y miles de viajeros están varados en todo el país. Las suspensiones fueron provocadas por el clima y la escasez de personal relacionada con el coronavirus.

Lo último: Las cancelaciones han disminuido desde el lunes, cuando se suspendieron más de 1 mil 400 vuelos, incluidos viajes nacionales y hacia el extranjero, según FlightAware. Pero el número podría aumentar a lo largo del día.

  • La nueva guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sobre el aislamiento, emitida el lunes, podría brindar algo de alivio, al hacer que los pilotos y los asistentes de vuelo vuelvan a trabajar más rápidamente después de dar positivo.
  • Más de 2 millones de personas volaron el lunes, según la Administración de Seguridad en el Transporte, una cifra alta en la era de la pandemia y una señal de que el virus no hace cambiar de opinión a las personas sobre sus planes de viajes.
  • Entre la víspera de Navidad y el lunes, las cancelaciones de vuelos aumentaron en cientos cada día: pasaron de más de 600 el viernes y unos 1 mil 400 el domingo antes de disminuir ligeramente esta semana, según FlightAware.

El contexto: En todo el país, las aerolíneas tratan de reprogramar cientos de viajes retrasados ​​y cancelados para los pasajeros que esperan volver a casa después de las vacaciones. La variante ómicron del coronavirus comenzó a abrumar a las aerolíneas justo antes de Navidad, así como también el clima invernal que ha interrumpido los horarios de vuelos.

  • Las cancelaciones se producen cuando la industria de viajes intenta recuperarse de la pandemia.
  • Durante las vacaciones de Acción de Gracias los vuelos se acercaron al 90% de los niveles de 2019. Las aerolíneas estaban optimistas sobre un repunte a fin de año, pero muchas fueron sorprendidas por la última variante del COVID-19.

¿Y ahora qué? El lunes llegó algo de alivio cuando los CDC acortaron el período de aislamiento recomendado para los empleados completamente vacunados que dan positivo a una prueba de COVID-19, de 10 a cinco días, lo que ayudó a los miembros de la tripulación a reanudar el trabajo más rápidamente.

  • Delta Air Lines informó la noche del lunes que trabaja para aplicar la nueva guía, que debería darle a la aerolínea más flexibilidad para programar tripulaciones.
  • “Este es un enfoque seguro, basado en la ciencia”, dijo Henry Ting, director médico de la aerolínea. Los sindicatos habían expresado su preocupación por cambiar los estándares.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.