Desde este lunes los estadounidenses que contraigan el COVID-19 pero sean asintomáticos deberán aislarse por cinco días, la mitad de lo que se recomendaba anteriormente. Así lo recomendaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

La decisión de reducir el aislamiento, según los CDC, fue impulsada por un mayor número de investigaciones sobre cuándo las personas son más infecciosas.

Lo último: Los CDC también redujeron el tiempo de cuarentena a cinco días para las personas expuestas al coronavirus que no han recibido un refuerzo de la vacuna. Además, recomendaron que estas personas usen cubrebocas cerca de otras personas durante cinco días adicionales.

  • Quienes han recibido inyecciones de refuerzo no necesitan ponerse en cuarentena después de una exposición, añadió la agencia, pero deben usar un cubrebocas durante 10 días.

El contexto: La actualización de la guía se produce cuando Estados Unidos se enfrenta a una nueva ola de coronavirus impulsada por la variante ómicron, altamente transmisible, que ha provocado un aumento de las infecciones a niveles no vistos desde el invierno pasado y causó la cancelación de miles de vuelos desde la víspera de Navidad.

  • La enfermedad es más transmisible poco después de que una persona contrae el virus, en uno o dos días antes de la aparición de los síntomas y durante dos o tres días después, según la investigación científica.
  • El hallazgo impulsó la actualización de pautas de los CDC. Los funcionarios de salud también recomendaron que las personas expuestas al virus se hagan la prueba cinco días después del contacto.
  • Los CDC redujeron los tiempos de aislamiento y cuarentena para los trabajadores de la salud la semana pasada, en un esfuerzo por evitar la escasez de personal.

¿Qué dicen? “La variante ómicron se está extendiendo rápidamente y tiene el potencial de afectar a toda nuestra sociedad. Las recomendaciones actualizadas de los CDC para el aislamiento y la cuarentena equilibran lo que sabemos sobre la propagación del virus y la protección que brindan las vacunas y las dosis de refuerzo”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en un comunicado.

  • “Estas actualizaciones garantizan que las personas puedan continuar con su vida diaria de manera segura”, añadió.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.