La nueva guía de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) mostró nuevas normas vinculadas a los trabajadores de la salud a la espera de que aumenten en enero las hospitalizaciones por complicaciones ligadas a la pandemia del COVID-19 y la variante ómicron.

Frente a la posibilidad de que se colapsen los centros de salud y para tratar de evitar la escasez de personal, el organismo federal flexibilizó el reglamento para aquellos trabajadores que den positivo por el brote.

El contexto: De acuerdo con la guía, el tiempo que permanecerán sin trabajar los empleados del sector salud contagiados pasa de diez a siete. La aclaratoria de la norma va para aquellos que den un resultado negativo a la prueba o no presenten síntomas ligados al COVID-19.

  • Respecto al tiempo de aislamiento, el mismo podría reducirse a cinco días o menos, en caso de que en determinado centro de salud haya escasez de personal.

¿Qué dicen?: «Mientras la comunidad de atención médica se prepara para un aumento anticipado de pacientes debido a ómicron, los CDC están actualizando nuestras recomendaciones para reflejar lo que sabemos sobre la infección y la exposición en el contexto de la vacunación y las dosis de refuerzo», señaló en un comunicado la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

  • «Nuestro objetivo es mantener seguros al personal de atención médica y a los pacientes, y abordar y prevenir una carga indebida en nuestras instalaciones de atención médica», añadió.

¿Por qué es importante?: Millones de estadounidenses celebran este viernes Navidad y se preparan para despedir el año la próxima semana, lo que significa más reuniones entre amigos y familiares. Pero al mismo tiempo los expertos en salud les recomiendan vacunarse y seguir ciertas pautas con el fin de protegerse ellos y a las personas cercanas.

Fuente principal de la noticia: POLITICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.