Durante los últimos tres días, la Ciudad de Boston y la Comisión de Salud Pública de Boston han trabajado junto a socios comunitarios para distribuir más de 180,000 kits de pruebas rápidas de COVID-19 para los residentes de Boston.

La prioridad está en la rapidez, la equidad y entregar los kits a personas en poblaciones de alto riesgo. Las entregas se realizarán en:

· Las Escuelas Públicas de Boston distribuirán más de 58,000 kits a las familias para garantizar un regreso seguro de las vacaciones de invierno.

· Las Bibliotecas Públicas de Boston distribuirán más de 79,000 kits.

· Los Centros para Jóvenes y Familias de Boston entregarán más de 23,000 kits a las comunidades donde sirven estos centros comunitarios: East Boston, Dorchester, Roxbury, Mattapan y Hyde Park.

· Otras 100 agencias y socios comunitarios se enfocarán en que la repartición accesible para las poblaciones más vulnerables, incluidas las personas mayores, las personas discapacitadas, los trabajadores de primera línea y otros grupos con altas tasas de positividad de COVID-19 y acceso limitado a las pruebas.

Debido a que la demanda de kits es tan grande, existen centros de distribución donde se han agotado los suministros. Sin embargo, La Comisión de Salud Pública de Boston continuará proporcionando los kits a las poblaciones más necesitadas para garantizar una distribución centrada y equitativa.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.