La Comisión de Salud Pública de Boston (BPHC, por sus siglas en inglés), anunció el miércoles 15 de diciembre, la detección de tres casos de la variante ómicron del COVID-19, los primeros confirmados en la ciudad.

Los portadores son adultos jóvenes, mayores de 18 años, no vacunados. Presentan síntomas leves y ninguno ha requerido hospitalización.

«BPHC está monitoreando la situación de cerca y continúa trabajando con socios de la ciudad y el estado para informar las políticas y los esfuerzos de prevención», señala un comunicado.

La variante ómicron ya se había detectado en Massachusetts el pasado 4 de diciembre, según el Departamento de Salud Pública del estado.

Los científicos todavía están trabajando para determinar si la variante ómicron del nuevo coronavirus causa una enfermedad más o menos grave que sus predecesoras, así como la eficacia de los tratamientos actuales de COVID-19 contra la variante.

BPHC insta a todas las personas mayores de 5 años a que se vacunen y a todas las personas mayores de 16 años a que reciban su refuerzo después de completar su esquema de vacunación.

“Las vacunas contra el COVID-19 son altamente seguras y efectivas y siguen siendo la mejor herramienta para protegerse del COVID-19 y reducir la probabilidad de que surjan nuevas variantes en el futuro”, indicó la BPHC. 

También recomiendan hacerse la prueba a cualquier persona que haya estado expuesta a un caso de COVID-19, independientemente de su estado de vacunación.

Los funcionarios de salud de la ciudad también instan a usar mascarillas en espacios cerrados, de acuerdo con el mandato de la ciudad de Boston.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.