El nombre de Gabriel Arias salta a los medios estadounidenses en estos días, como posible y atractiva pieza de cambio en caso de que los Guardianes de Cleveland deseen adquirir una figura ya establecida en el mercado de la MLB.

Arias es uno de los mejores prospectos del beisbol, actualmente. Fue rankeado por Baseball Prospectus en la casilla 94 entre los talentos emergentes más notables del Big Show y de nuevo apareció en el puesto 87 en 2021.

Es un campocorto bateador. Y eso puede llegar a valer oro en las Grandes Ligas. Pero quizás tenga, en este momento, el camino cerrado a las Mayores.

El también venezolano Andrés Giménez y el dominicano Amed Rosario forman la llave de dobleplays del presente en Cleveland. Y en teoría son también la dupla del futuro. Ya compartieron arriba durante partes de este campeonato. Son jóvenes, capaces y están bien vistos por la gerencia, desde que en enero fueron adquiridos en un canje con los Mets de Nueva York.

Giménez tiene el potencial para llegar a ser un mago con el guante. Rosario tiene mayor proyección ofensiva.

Un reporte publicado este domingo en el diario Cleveland Plain Dealer abordó el caso de Arias. Asegura el periodista Joe Noga que el nativo de La Victoria pudiera ser algún día el torpedero de los Guardians, sí, pero también podría ser ese pelotero que permita adquirir un jugador atractivo perteneciente a otro club.

Paul Hoynes, columnista del mismo periódico, no descartó que eso ocurra. Lo dijo en su podcast Cleveland Baseball Talk.

Pero ¿quién es Arias, el chico de quien tanto están hablando en «The Forest City», a pesar de que todavía no ha disputado un juego en la MLB?

«Es un prospecto de alto perfil», advirtió Hoynes.

Arias llegó a los entonces llamados Indios en el traspaso que envió al as Mike Clevinger a los Padres de San Diego.

Bateó para .302/.339/.470 en Clase A avanzada, con 17 jonrones. Y de allí pasó a Triple A, este año, para dejar promedios de .284/.348/.454, con 13 cuadrangulares más.

«Defensivamente es muy bueno», advirtió Hoynes. «Pero tiene algunos huecos en el swing en los que se debe trabajar».

MLB Pipeline, la página de MLB,com especializada en prospectos, le ubica como el cuarto mejor en toda su escuadra.

«Está lleno de todo tipo de herramientas», dice el reporte en el sitio oficial de las Grandes Ligas. «Tiene más poder bruto que muchos shortstops. Puede halar la pelota. Pero de cuánto logre pulirse como bateador dependerá que pueda llegar a ser un toletero de 25-30 vuelacercas en las Mayores».

El manager Terry Francona le tendrá nuevamente en el Spring Training. Con 22 años de edad y una buena cosecha en la antesala del Big Show, es de esperar que en 2022 concrete su graduación como bigleaguer.

Ya en los pasados entrenamientos primaverales bateó sobre .600 en los juegos de exhibición. Pero requería maceración en las Ligas Menores.

Los Guardianes tienen buen talento en las granjas. No solo Giménez y Rosario son posibles obstáculos para el venezolano.

Arias es, por eso, «la pieza más atractiva para conseguir un buen cambio», advirtió Noga.

Luisángel Acuña, el hermano menor del astro Ronald Acuña Jr., tiene el camino cerrado en Texas. Pero en su caso fue porque los Rangers firmaron a dos estrellas, Corey Seager y Marcus Semien, que defienden las posiciones que él puede cubrir.

LEE TAMBIÉN:

¿Qué hará Texas con Luisángel, el hermano menor de Ronald Acuña Jr.?

El caso de Arias es diferente. Pero el destino puede ser el mismo: una transacción a otra divisa.

Cleveland, sin embargo, pudiera esperar por el aragüeño. Como apunta el sitio MLB Trade Rumors, se trata de una organización que prefiere conservar a sus jóvenes más prometedores. Aunque la falta de jardineros con vistas a 2022 podría hacer que en este caso cambien de planes y le usen como carnada.

Pocos aficionados han oído hablar sobre Arias. Pero es firme candidato a un futuro brillante. Falta ver en qué ciudad ocurrirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.