SALUD. La vacuna COVID-19 es fundamental para todos los adultos elegibles ante la variante delta. | Foto: Pixabay.

Las hospitalizaciones por COVID-19 aumentan en Estados Unidos impulsadas por incrementos repentinos en los contagios en cuatro estados, que representan casi la mitad del alza en todo el país.

Los datos: En general, el promedio de siete días de hospitalizaciones por COVID-19 ha aumentado en casi 12 mil, un 29%, desde el 10 de noviembre. En esa fecha alrededor de 40 mil personas estaban siendo atendidas en centros médicos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). El 5 de diciembre, unos 52 mil pacientes estaban hospitalizados.

  • Durante ese lapso, el número de hospitalizaciones por COVID-19 en Michigan aumentó en casi 1 mil 900, según muestran los datos de los CDC, la cifra más alta para un solo estado.
  • Las hospitalizaciones subieron en más de 1 mil 400 pacientes en Ohio y Pensilvania; y en más de 900 en Indiana.
  • Los cuatro estados, que también tienen algunos de los números actuales de hospitalización per cápita más altos, son responsables de casi la mitad del aumento de las internaciones por COVID-19 en Estados Unidos.

El contexto: Los casos de coronavirus, impulsados ​​por la variante delta, han aumentado desde finales de octubre. Un incremento en las hospitalizaciones tiende a registrarse pasadas un par de semanas del alza en los nuevos contagios. En el pico de la pandemia, en enero, las internaciones en Estados Unidos llegaron a casi 128 mil.

  • Las personas no vacunadas parecen estar provocando un alza en las hospitalizaciones en diversos estados.
  • En Michigan, tres cuartas partes de los pacientes hospitalizados no están vacunados, informó a NBC News Chelsea Wuth, un alto funcionario de salud estatal.
  • Cerca de 90% de los pacientes con COVID-19 en cuidados intensivos no están vacunados, agregó. Aproximadamente la misma proporción de quienes requieren ventiladores no están inmunizados.
  • La administración de Biden informó que planea combatir el aumento de hospitalizaciones mediante la administración de más vacunas, la expansión de las opciones de pruebas en el hogar, la imposición de restricciones de viaje para reducir el impacto de la variante ómicron y la obtención de píldoras de tratamiento a fin de ayudar a prevenir hospitalizaciones.

Lo último: Una tercera vacuna de refuerzo podría resultar fundamental para ayudar a controlar la variante ómicron del coronavirus, al aumentar los anticuerpos que combaten el virus lo suficiente como para bloquearlo. Así lo informaron los fabricantes Pfizer y BioNTech en un comunicado de prensa el miércoles.

  • Los primeros datos, que aún no se han revisados ni publicados por pares, sugieren que dos inyecciones de la vacuna pueden no ser suficientes para prevenir la infección por ómicron y se hacen eco de un hallazgo publicado el martes por los principales científicos de Sudáfrica.
  • Ambos estudios sugieren que los niveles más altos de anticuerpos, ya sea provocados por una vacuna de refuerzo o una infección previa además de la vacunación, podrían proteger contra ómicron.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.