(Foto: SUFFOLK COUNTY DISTRICT ATTORNEY)

El miércoles 8 de diciembre, el Senado de los Estados Unidos, aprobó por un estrecho margen, la nominación de la Fiscal de Distrito del Condado de Suffolk, Rachael Rollins, para convertirse en la próxima Fiscal Federal de Massachusetts.

El Senado estaba dividido con un empate 50-50, el voto decisivo fue el de la vicepresidenta Kamala Harris.

Rollins, quien ha impulsado reformas progresistas en la justicia penal, se convertiría en la primera mujer afroamericana en ocupar el cargo.

La nominación de Rollins pasó al Comité Judicial del Senado de los EE.UU. desde que el proceso se estancó en septiembre. Hace una semana, la mayoría de los senadores estuvieron de acuerdo en considerar su nominación. Es la primera vez en 30 años que ha habido una votación nominal en el comité para un fiscal federal.

Está programado que la audiencia de confirmación se realice después de las 2:00 pm del miércoles.

Con fuerte apoyo de los dos senadores de Massachusetts, Ed Markey y Elizabeth Warren, el presidente Biden nominó a Rollins en julio, como parte de su primera lista de fiscales estadounidenses. 

Sin embargo, se ha convertido en un caso controversial, debido a que los senadores republicanos rechazan el nombramiento tomando como base el memorando de política de Rollins emitido en marzo de 2019, donde planteaba que unos 15 delitos menores del sistema de justicia penal, no debían ser procesados con el objetivo de reducir la participación futura en el crimen.

Desde que se anunció su nominación, docenas de prominentes políticos, funcionarios no partidistas encargados de hacer cumplir la ley y defensores comunitarios, han apoyado su candidatura.

Rollins, fue elegida como fiscal en 2018, una vez que sea confirmada por el Senado, el gobernador Charlie Baker, podrá nombrar a un relevo para el cargo que servirá hasta las elecciones de 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.