Tras anunciar el 29 de noviembre que pronto estaría en funcionamiento un certificado digital de vacunas COVID-19, un día más tarde, el gobernador Charlie Baker, reafirmó su oposición a los mandatos de vacunación para restaurantes y otros negocios.

En Los Ángeles o Nueva York, donde se han desarrollado sistemas digitales, es obligatorio que los mayores de 18 años presenten su comprobante de vacunación como pase para entrar a lugares como restaurantes, gimnasios, instalaciones recreativas, establecimientos de cuidado personal, entre otros.

«Nunca he apoyado o he estado de acuerdo con cualquier tipo de programa o mandato de vacunación en todo el estado», dijo Baker, según reportes de NBC News. «Sólo es una opción para aquellas persona que han sido vacunadas y quieren tener el comprobante, (algo) que se puede descargar fácilmente en su teléfono y puedan tenerlo consigo siempre que lo necesiten».

Algunas empresas y organizaciones exigen que sus clientes estén vacunados contra el COVID-19, acotó Baker y el certificado digital en esos casos, podría ofrecer una manera más fácil de probar el estado de vacunación, en vez de cargar con el carnet de vacunas.

«Hay personas que, en algunas situaciones, deben asistir a una boda, a una iglesia o a un restaurante donde se requiere prueba de vacunación», dijo Baker.

En una entrevista a GBH News el lunes, Baker dijo que su administración está trabajando con más de una docena de estados «para tratar de crear un código QR único que pueda usarse como certificado de vacunación».

Cuando se le preguntó qué tan cerca estaba de empezar a funcionar, Baker respondió: «pronto». «Aquí está mi código QR», señaló a los presentadores de GBH, sugiriendo cómo podría funcionar un pasaporte de vacuna digital. «Esta es mi prueba de que me han vacunado, es de fácil acceso, es un estándar universal».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.