La barbería siempre fue la pasión de Christian Santiago Merced, originario de Puerto Rico y actualmente trabaja en el local “Over The Top” en Stoneham, donde diariamente cambia vidas y looks a sus clientes. Sin embargo, en sus comienzos, todavía no era un experto en el arte de la barbería. Todo comenzó a sus 13 años cuando su madre decidió mudarse al estado de Florida para brindarle un mejor futuro a su familia. Fue 3 años después que el puertorriqueño comenzó a experimentar con su propio cabello y así las personas a su alrededor le comenzaron a pedir que les realizara cortes de cabello. “Con el tiempo fui aprendiendo y logré trabajar en una barbería cubana donde pulí mis habilidades”, contó el puertorriqueño. A sus 18 años de edad, Merced se mudó al estado de Massachusetts luego de que naciera su primera hija.

Christian Santiago Merced, barbero puertorriqueño

Para Merced, un cambio de look es un cambio de vida. “Un corte puede aportar el impulso necesario a nuestra apariencia y autoestima, el cabello le da la forma a tu cara de manera positiva”, dijo. El puertorriqueño ha notado que la barbería es más que un lugar para cortar el cabello, los latinos y clientes asisten para relajarse, conversar, y desahogarse. “Tengo una gran relación con cada uno de mis clientes y siempre trato de brindar una vibra positiva. La barbería es un ambiente alegre , musical, donde puedes ir y siempre la pasarás bien. Te irás a casa de buen humor y feliz con tu nuevo corte”, agregó.

Christian en una jornada de trabajo en «Over The Top»

La pandemia del COVID-19 tuvo un gran impacto en los salones de belleza y en barberías. Por primera vez, Merced se quedó sin trabajo en un tiempo difícil. “En un situación atípica tuve que innovar y comenzar a trabajar desde mi casa para poder pagar la hipoteca y los gastos diarios”, contó. Sus familiares se infectaron de COVID-19, pero pudieron superarlo sin problemas.

El barbero aconseja a los latinos que viven en EE.UU. que siempre sean consistentes y trabajen en los que les guste. “Nunca se olviden de su cultura, pero aprendan las tradiciones de este país, eso les facilitará su adaptación”, dijo.

Merced cuenta que su llegada al país fue dificíl, principalmente, por el cambio de idioma y además le costó encajar cuando era niño en el colegio, pero todo quedó en el pasado. Hoy en día se siente feliz de vivir en Massachusetts y de hacer lo que ama. “En Massachusetts puedes ir a la playa o a las montañas, dependiendo del clima, la manera de vestir también cambia en cada temporada, y eso me gusta. El ambiente es muy agradable”, finalizó.

Puede ver su trabajo en su instagram @ilovebarbering

Si quieres leer más «Historias Latinas», dale click aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.