Un hombre de Nueva York, quien se declaró culpable de cuatro cargos de violación y abuso sexual, no enfrentará la cárcel y en su lugar recibió una sentencia de libertad condicional a principios de esta semana.  

¿Por qué es importante? Christopher Belter, de 20 años, se declaró en 2019 culpable de cargos de delito grave que incluyen violación en tercer grado e intento de abuso sexual en primer grado. También se declaró culpable de dos cargos de abuso sexual de delito menor, según múltiples informes. 

  • Los delitos contra cuatro víctimas ocurrieron cuando él tenía 16 y 17 años. Tres de las víctimas tenían 16 años en ese momento y una tenía 15.  
  • Belter enfrentaba una pena máxima de ocho años de prisión. Pero el martes, el juez del tribunal del condado de Niágara, Matthew J. Murphy III, le concedió ocho años de libertad condicional.  
  • Belter tendrá que registrarse como delincuente sexual en virtud de su sentencia.
  • Barry Covert, abogado de Belter, afirmó que el joven “está tremendamente arrepentido” de lo que hizo. 

¿Qué dicen? «No me avergüenza decir que realmente he sopesado sobre cuál es la sentencia apropiada en este caso porque hubo un gran dolor. Hubo un gran daño. Hubo múltiples crímenes cometidos en el caso», declaró Murphy, según al medio de Nueva York WKBW. 

  • «Me parece que una sentencia que implique encarcelamiento no es apropiada, así que lo voy a sentenciar a libertad condicional», dijo el juez a Belter.  
  • Steven Cohen, abogado de una de las víctimas, declaró que su clienta está «profundamente decepcionada por la sentencia». Añadió que su clienta vomitó tras escuchar la sentencia.  
  • “Si Chris Belter no fuera un acusado blanco de una familia rica e influyente seguramente habría sido condenado a prisión», denunció Cohen.  
  • Para el abogado de la víctima «el mayor daño, sin embargo, es que la sentencia en parece perpetuar la insana creencia de que la violación no es un delito grave y que su ocurrencia tiene pocas consecuencias para el autor”. 

El contexto: Los asaltos en contra de las cuatro víctimas ocurrieron en la casa de los padres de Belter, en el acaudalo suburbio de Lewiston, Nueva York, entre 2017 y 2018. 

  • En 2019, la jueza Sara Sheldon, que ya se ha retirado, puso a Belter en libertad condicional de dos años, lo calificó como delincuente juvenil, redujo su sentencia y no tuvo que registrarse como delincuente sexual.  
  • Belter confirmó ante el tribunal de Nueva York que el mes pasado que violó su libertad condicional al instalar un software en un ordenador para ver pornografía. 
  • Más tarde, Murphy denegó a Belter la condición de delincuente juvenil y decidió que sería condenado como adulto pero le fue concedida la libertad condicional.

Fuente principal de la noticia: USA Today

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *