En solo cuatro meses pueden ocurrir muchas cosas. Para Italia, de julio a noviembre se vivieron todo tipo de sensaciones en la selección nacional, grupo que a mitad de año celebró el título de la Eurocopa para sufrir por su clasificación al Mundial.

Este lunes, la Azzurra no pudo en su último encuentro de la fase de grupos rumbo a Catar 2022 y empató sin goles con Irlanda del Norte. El pacto se sumó a una victoria de Suiza, que se metió a la Copa del Mundo y dejó a Italia con la única opción de decir presente en la cita a través del repechaje.

El contexto: Hace apenas unos meses, Italia deleitaba con su fútbol en la Eurocopa. Para el cuadro dirigido por Roberto Mancini, la férrea y habitual defensa se mezclaba con el juego por las bandas y un ataque sólido. Sin embargo, el impacto del torneo no fue el mismo que en la eliminatoria.

  • Frente a Irlanda del Norte, la selección italiana tuvo sus ocasiones, pero nada concreto. La presión creció conforme pasaron los minutos.
  • A varios kilómetros, Suiza goleó 4-0 a Bulgaria y se quedó con el primer puesto de su grupo y relegó a Italia a un repechaje que tiene a selecciones como Portugal y Suecia.

¿Y ahora qué…?: Solo resta esperar por el sorteo del repechaje para conocer la selección que se medirá a la campeona de Europa. El fantasma del pasado reciente vuelve a tocar la puerta Azzurra, pues el Mundial de Rusia  2018 no los tuvo entre sus filas, cuando también se despidieron en dicha instancia.

  • Italia sufrió este lunes bajas sensibles, como las de Ciro Immobile, Marco Verratti y Giorgio Chiellini.
  • Aún así, la falta de efectividad al arco los condenó, con 12 remates de los cuales seis fueron bajo los tres palos, pero sin agitar las redes.

Fuente principal de la noticia: Marca

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.