Por: Deborah Becker

Click here to read this article in English, by WBUR


Michelle Wu, alcaldesa electa de Boston, prometió realizar algunos cambios en el procedimiento que existe actualmente en la ciudad para desalojar y retirar las carpas de Massachusetts Avenue y Melnea Cass Boulevard.

En una rueda de prensa tras asistir a una reunión en el Ayuntamiento, Wu aseguró que el área de Mass and Cass, donde recientemente se declaró “emergencia de salud pública” debido a la adicción y falta de vivienda, es un tema de «máxima prioridad». Acerca de eso dialogaron el jueves 4 de noviembre, durante una junta informativa, su equipo de trabajo y los departamentos de la ciudad.

Entre los posibles cambios que está considerando se encuentran el trato que se les da a las personas en el recién creado tribunal especial que opera dentro de la cárcel del condado de Suffolk. El tribunal comenzó a operar esta semana para procesar a aquellos que tienen órdenes pendientes y frecuentan el campamento de tiendas.

Wu dijo que está investigando una serie de reportes donde se señala que el miércoles 3 de noviembre la policía de Boston arrestó y llevó a tribunales a una mujer que se encontraba en una fila para recibir tratamiento con metadona. Wu señaló que la llamada «Sesión de Tribunal en Respuesta a la Comunidad» debería ayudar a las personas a obtener servicios, y que nadie debería ser arrestado mientras espera por tratamiento.

“Eso sería inaceptable”, dijo Wu. «Las personas que estuvimos reunidas el día de hoy tenemos claro que eso no debe suceder».

La alcaldesa electa también indicó que su administración está investigando qué tanto alcance tiene el tribunal y cómo podrían abordarse las órdenes judiciales pendientes en jurisdicciones fuera de Boston. El juez de la Corte Municipal de Boston Paul Treseler, quien supervisa las sesiones de forma remota, ordenó que cuatro de las nueve personas procesadas esta semana permanezcan bajo custodia debido a órdenes judiciales pertenecientes a otras comunidades.

Si bien expresó su preocupación por el tribunal especializado de Mass and Cass, Wu aseguró que su objetivo no es reformar por completo el proceso recientemente creado por la alcaldesa en funciones, Kim Janey. Un procedimiento por medio del cual a las personas se les notifica con anterioridad sobre el desalojo, se les ofrece guardar sus pertenencias y las carpas solo se retiran cuando ya se tiene un refugio.

Wu prometió hacer de la vivienda una prioridad, comentó que está trabajando con el estado y otras comunidades para crear más espacios de transición para personas con problemas de salud mental y uso de sustancias.

«Lo que sabemos que ha funcionado en el pasado es la opción de brindarle a las personas una vivienda de transición», dijo Wu, «ya sea a través de habitaciones de hotel que estén vacías y que las áreas se puedan acondicionar para ofrecer servicios médicos y de salud pública, o en edificios que se pueden remodelar para darles un ambiente más de hotel o apartamento».

Wu, que asumirá el cargo el 16 de noviembre, informó que está trabajando para rápidamente para conseguir un encargado de supervisión para el área de Mass and Cass.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.