SERIES. Robot Doll (llamado 'Younghee') del Juego de El Calamar, en el parque olímpico de Seúl, Corea del Sur, el 26 de octubre de 2021. | Foto: Efe.

En El Juego del Calamar (Squid Game) los personajes jugaron con sus vidas. En el mundo real muchas personas que confiaron su dinero en la criptomoneda Squid, inspirada en la serie de Netflix, han visto una pérdida no tan alta pero significativa.

La mañana del lunes, el valor de la criptomoneda Squid colapsó después de alcanzar un máximo de unos $2 mil 860 hasta llegar a cero. Los comerciantes de criptomonedas vieron a los creadores del token, de quienes se desconoce la identidad, limpiar unos $3,3 millones en fondos, según los registros digitales.

El contexto: La maniobra, conocida como un “tirón de alfombra” en los círculos de criptomonedas, ocurre cuando los creadores de un token abandonan el proyecto al intercambiar muchas monedas virtuales por dinero en efectivo del mundo real: drenan rápidamente la liquidez del producto, reduciendo efectivamente el valor de la criptomoneda a cero.

  • La criptomoneda fue lanzada a finales de octubre. Su valor se disparó cuando los inversores se apresuraron a comprar tokens promocionados en múltiples plataformas de redes sociales.
  • La cuenta de Twitter del proyecto, restringida desde entonces por la red social debido a una “actividad inusual”, acumuló más de 57 mil seguidores y su canal de Telegram tenía más de 71 mil suscriptores.
  • Entre el 26 de octubre y el lunes 1 de noviembre, el valor de Squid aumentó en más de 23 millones por ciento: pasó de un poco más de un centavo a $2 mil 861,80.
  • La popularidad de Squid se produjo en medio de un robusto mercado de criptomonedas de parodia. Shiba Inu y Dogecoin, dos tokens de temática canina, vieron cómo sus precios despegaron bruscamente el año pasado.

¿Por qué es importante? Squid, una criptomoneda de “jugar para ganar”, pretendía permitir a los compradores participar en versiones en línea de los juegos representados en la serie. En el programa de televisión, los pobres y los oprimidos participan en juegos infantiles con la esperanza de ganar millones en premios, pero los que pierden son brutalmente asesinados.

  • Netflix no respondió de inmediato una solicitud de comentarios. Según los informes, ha dicho que no está afiliada a la criptomoneda.
  • Los creadores del token escribieron en un informe de inversión, plagado de errores gramaticales, que sus juegos no “proporcionan consecuencias mortales”.
  • Muchos seguidores de criptomonedas habían hecho sonar la alarma sobre Squid incluso antes del “tirón de la alfombra”. Advirtieron que las cuentas en redes sociales no permitían que los seguidores o suscriptores comentaran.
  • CoinMarketCap, un proveedor de datos, había instado a los comerciantes potenciales a tener “extrema precaución” después de que los compradores de Squid le dijeran a la plataforma que sus monedas no se podían vender.

¿Qué dicen? “Squid Game Dev no quiere seguir ejecutando el proyecto”, escribieron los desarrolladores en su canal de Telegram el lunes. Argumentaron que estaban “deprimidos” por los estafadores y “abrumados por el estrés”.

  • El último mensaje en el canal Telegram de Squid, publicado poco después de que se drenaron los fondos de los inversores, trató de desviar la culpa a otra parte.
  • “Lamento de nuevo cualquier inconveniente que se le haya causado (…) Si algo extraño comienza a surgir, ignóralo. ¡Gracias!”, se lee en el mensaje.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.