María Regina Serrano Huguez, una niña de 4 años de edad, fue diagnosticada con síndrome de Down, hipotiroidismo y cardiopatía en su natal Villa Pesqueira, en Sonora, México. Aunque su pronóstico es complicado, su familia ha encontrado una esperanza en el Boston Children’s Hospital, donde la niña podría ser operada. El problema es que la operación es extremadamente costosa. 

Su madre, Guadalupe Huguez ha estado luchando por salvar la vida de su hija desde que fue intervenida por insuficiencia cardíaca a los 6 meses de nacida. La operación no fue completamente exitosa, y Guadalupe comenzó a buscar ayuda en diversos hospitales en México para que la operaran de nuevo. Sin embargo, la mayoría de los médicos opinaban que no se podía operar por su bajo peso. 

Para tratar la cardiopatía, los médicos le han recomendado dos opciones: colocarse una prótesis que debe ser reemplazada cada cierto tiempo, o realizar una cirugía de válvula mitral para reparar la válvula del corazón, lo cual sería la mejor opción para la calidad de vida de la niña, según los expertos.

“Me comencé a sentir muy asustada luego de su primera taquicardia ya que tuvo que ser intervenida en el hospital por un largo tiempo y no sé cuándo le pueda volver a pasar”, dijo la madre. En los últimos dos años, la niña ha tenido dos episodios de taquicardia peligrosa.

No fue hasta que un día, un conocido, que pasó por una situación parecida a la de Regina, le comentó a Guadalupe que en Boston Children’s realizan la operación que ella necesita. La madre envió todos los documentos necesarios al hospital pero en ese momento le dijeron que no podía viajar a Boston por la pandemia del Covid-19. María Regina fue aceptada como candidata para la operación de válvula mitral y su caso fue evaluado por el departamento de cardiología y el Dr. Pedro Del Nido, un especialista muy reconocido en ese tipo de cirugía. 

Sin embargo, Huguez quedó “en shock” cuando supo que el costo de la operación es $ 134,198.00 el cual incluye servicios preoperatorios, intervención y hospitalización en la unidad de cuidados intensivos. La familia abrió una campaña de Go Fund Me que hasta ahora ha recaudado casi $4000. 

Aunque Huguez sigue buscando opciones en México que sean más accesibles, está convencida de que la mejor opción para su hija es el Boston Children’s Hospital, y quisiera lograr darle ese regalo a su hija. . “Me siento desesperada con la situación de mi hija, pero a pesar de todo, ella es una niña fuerte que no se deja detener por la enfermedad”, dijo

Si desea contribuir con la campaña, puede donar o ayudarnos a difundir esta información. Click aquí para ir a la página de la campaña de Gofundme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.