JUSTICIA. Expertos analizarán las descargas de las armas de los agentes/PIxabay

Este martes, la familia de una niña de ocho años de edad que murió el pasado mes de agosto de un disparo generado por la policía de Sharon Hill, en Filadelfia, presentó una demanda en la que apuntaron a los responsables como los autores del hecho de forma intencionada y maliciosa. En el percance, la hermana de la menor resultó herida.

El contexto: El hecho sucedió el pasado 27 de agosto, cuando la familia de Fanta Bitily salió del estadio de la escuela secundaria Academy Park, en el condado de Delaware, cuando un altercado entre jóvenes desató un tiroteo justo al final del encuentro de fútbol americano.

  • Según el relato del fiscal del condado, Jack Stollsteimer, tres oficiales ubicados fuera del recinto dispararon contra un vehículo que se encontraba girando para salir del área. Era ese en el que se trasladaba la familia Bitily.
  • La demanda acusa a los uniformados de mala conducta intencional, así como el uso excesivo e irrazonable de la fuerza además de indiferencia deliberada hacia los derechos constitucionales de los niños.

¿Qué dicen?: «Este caso busca respuestas y daños por la trágica e innecesaria muerte de Fanta Bility y las lesiones y traumas infligidos a otros como resultado de la mala conducta de los agentes de policía de Sharon Hill», indica la demanda presentada este martes contra el cuerpo policial.

  • Según la querella, el jefe de la policía de Sharon Hill tiene la «política, costumbre o práctica de ignorar los estándares apropiados para el uso de fuerza letal, y/o no ha capacitado a sus oficiales de manera adecuada».
  • El pasado mes de septiembre, el fiscal Stollsteimer señaló que «nuestro análisis balístico inicial concluyó con casi certeza que cuatro de las cinco víctimas de disparos, incluida Fanta Bility, fueron trágicamente alcanzadas por disparos de los agentes de policía».
  • «Los ocupantes del automóvil estaban desarmados, no participaban en ninguna actividad delictiva y no representaban ninguna amenaza para los oficiales de policía o la comunidad en general», agrega la demanda.

¿Y ahora qué…?: Se espera respuesta a la solicitud del fiscal Stollsteimer, quien pidió al juez presidente del condado que organizara a un gran jurado investigador para tomar en cuenta la evidencia y analizar los posibles cargos criminales que podrían recaer sobre la figura de los tres oficiales acusados.

  • De momento, y tras identificar a los sospechosos del primer enfrentamiento que derivó en los disparos y posterior reacción de la policía, la oficina del fiscal analiza la descarga de las armas de los agentes.

Fuente principal de la noticia: CNN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.