Anthony Brooks

Click here to read this article in English, by WBUR


Era una tarde lluviosa, el tráfico en Dorchester avanzaba lentamente retrasando los planes de Annissa Essaibi George, quien estaba apresurada y sin aliento porque llegaba tarde a un encuentro.

«Oh, Dios mío, la lluvia, los autobuses escolares», dijo, disculpándose por no llegar a tiempo, mientras entraba en Stitch House, una tienda de tejido y costura que abrió hace 18 años.

Las paredes y estantes del lugar están decorados con brillantes colores de hilo y lana. La tienda también ofrece clases de tejido, costura y crochet, pasatiempos que le encantan a Essaibi George.

«Es una actividad que me permite meditar», comentó. «A veces me pueden encontrar sentada aquí, en Stitch House. Es un lugar hermoso. Es un lugar colorido».

Además, está justo al final de la calle que da hacia su casa en Dorchester.

A poco más de una semana para las elecciones a la Alcaldía de Boston, las encuestas muestran que la concejal de la ciudad, Michelle Wu, es la favorita. Pero a Essaibi George eso no la detiene, sigue adelante en su campaña, trabajando fuerte para conseguir cada vez más apoyo entre los votantes.

La directora de la ACLU, Carol Rose, y la concejal de la ciudad, Annissa Essaibi George, conversan durante el Rally de Boston en Franklin Park Playstead, donde al menos 1000 personas se reunieron para manifestarse como parte de las protestas a nivel nacional para defender el derecho al aborto. (Jesse Costa / WBUR)

Essaibi George, de 47 años, tiene raíces polacas por parte de su madre, quien nació en un campo de refugiados en Europa tras la Segunda Guerra Mundial y posteriormente se mudó a Boston; mientras que su padre es de origen árabe, nacido en Túnez. La pareja se conoció en París, se enamoraron y formaron una familia en Boston.

«Mi padre llegó (a Estados Unidos) como un árabe, un musulmán con un acento muy marcado», destacó Essaibi Gorge para continuar explicando que «tuvo algunas dificultades significativas para acostumbrarse a la cultura estadounidense, mudarse a un vecindario muy blanco, durante una época en la que los árabes no eran bienvenidos».

Barbara Essaibi, la madre de Annissa, contó que cuando su esposo, Ezzeddine, llegó por primera vez a Boston, casi no hablaba inglés. Y sus padres, católicos polacos, en un inicio se opusieron a su matrimonio.

«Simplemente me imaginaban casada con otra persona, alguien local (o) polaco», recordó Essaibi. “Me dijeron: ‘Él quizás podría tener tres esposas en algún lugar de Túnez. Podría tener hijos’. (Pero) realmente llegaron a amarlo tanto. Él era el amor de mi vida, y creo que igualmente enamorado estaba él de mí».

Ezzedine Essaibi murió en 2010. Annissa es la mayor de cuatro hermanos y se sintió atraída por la política a una edad temprana. Barbara Essaibi dijo que cuando su hija estaba en el tercer año de secundaria, ayudó a liderar una protesta contra los recortes presupuestarios para las escuelas, exigiendo que el alcalde Ray Flynn los revirtiera.

La concejal de la ciudad candidata a alcaldesa Annissa Essaibi George fuera de un centro de votación en el vecindario de Roxbury el martes 14 de septiembre de 2021 en elecciones primarias para la alcaldía. (Foto AP / Josh Reynolds)

Fue una prueba que enfrentó Essaibi George siendo muy joven para demostrar si realmente le apasionaba la política, pues incluso su padre tenía algunas dudas al respecto.

«Mi padre (dijo): ‘una niña árabe, con un nombre árabe, no ganará nada en esta ciudad'», contó Essaibi George, quien se identifica como una mujer de color. «Por eso he conservado mi apellido de soltera. Estoy orgullosa de ser Annissa Essaibi».

Después de graduarse, Essaibi George pasó 13 años enseñando en East Boston High School y, de hecho, una de las prioridades de su campaña es mejorar las escuelas públicas de la ciudad.

Perdió su primera candidatura al Concejo Municipal en 2013, el año en que su rival, Michelle Wu, fue elegida por primera vez. Dos años más tarde, Essaibi George se postuló nuevamente para un escaño general, ganó y ha estado en el concejo desde entonces.

En su historial están el trabajo en defensa de los homeless y encabezar la propuesta con la que se buscaba igualar a los trabajadores sociales con licencia y los socorristas. También consiguió fondos para que cada escuela pudiera tener a una trabajadora social de tiempo completo y a una enfermera.

La candidata a la alcaldía de Boston, Annissa Essaibi George, empuja un carrito lleno de donaciones de alimentos para personas necesitadas en Shirley’s Pantry en Mattapan. (Jesse Costa / WBUR)

Es amiga y vecina del exalcalde Marty Walsh y, de ser electa, continuaría con muchas de sus políticas en el Ayuntamiento.

A menudo se le identifica como «moderada» en la carrera por la alcaldía, pero no se siente cómoda con la etiqueta.

«Me siento cómoda cuando la gente me describe como una persona dispuesta a hacer cualquier trabajo», dijo. «Tengo la reputación de ser una persona que esté siempre presente, de ser receptiva con cada uno de los residentes de nuestra ciudad. Espero que cuando pensemos en etiquetas, la mía sea ‘Alcalde’. Así es como quiero que la gente me llame pronto».

Essaibi George está casada con el promotor inmobiliario Douglas George, cuyo trabajo ha puesto a la candidata en una situación delicada. Una investigación realizada por The Boston Globe alegó que George ha burlado constantemente las leyes de construcción de la ciudad y el estado con la ayuda de Essaibi George, por medio de su cargo en el Concejo Municipal. Ella lo niega y; de hecho, asegura que seguirá siempre separando su labor en el Ayuntamiento del trabajo de su marido.

Mick Brunache, quien entrena un equipo de fútbol americano Pop Warner en Mattapan. (Anthony Brooks / WBUR)

En una tarde fresca de principios de otoño, Mick Brunache estaba en prácticas con los Mattapan Patriots, un equipo de fútbol americano de Pop Warner. Brunache, es un gran admirador de Essaibi George.

Explicó que cuando él estaba luchando por conseguir dinero, recursos y un campo para su equipo, ella estuvo allí para ayudarlo. Essaibi George lo puso en contacto con personas que donaron dinero y equipo deportivo. Además, lo ayudaron a obtener los permisos necesarios para los campos deportivos.

«Lo que más me gusta de Annissa es que es una persona accesible», comentó Brunache. «Creo que será una alcaldesa fenomenal porque; al final del día, el alcalde de una ciudad trabaja para la gente y eso es lo que ella hace».

La concejal y candidata a la Alcaldía de Boston, Annissa Essaibi George, asistió a la manifestación de Solidaridad con Haití en el edificio federal John F. Kennedy en el centro de Boston. (Jesse Costa / WBUR)

Essaibi George dice que, como alcaldesa, cada rincón de la ciudad será escuchadao, incluso cuando se inclina un poco hacia el suyo, que es distintivamente Dorchester.

En la noche de las elecciones preliminares de la ciudad, cuando ganó uno de los dos puestos para avanzar a las generales de noviembre, se unió a familiares y simpatizantes en un mitin donde se aseguró de remarcar su acento de Boston al hablar.

«Voy a ser la ‘teachah’, la ‘mothah’ y la ‘mayah’ para lograrlo», dijo entre vítores.

Dicho momento lo aprovechó para recordar lo importante que significa ser una candidata nacida en Boston, a diferencia de su oponente, Michelle Wu, que creció en Chicago.

Essaibi George se opone a Wu por una serie de cuestiones, incluidas sus propuestas para el control de rentas y el transporte público gratis. Ella descarta la visión progresista e idealista de Wu.

En cambio, Essaibi George se centra en las necesidades más concretas del trabajo.

«Tenemos que asegurarnos de reparar nuestras calles, construir patios y áreas de recreación, recoger la basura y asegurar que la luz llegue a todas partes», dijo en uno de los debates de NBC Boston.

Según encuestas recientes, Wu lidera la contienda por un amplio margen en toda la ciudad, entre todos los grupos demográficos importantes, también entre hombres y mujeres, así como entre votantes blancos, latinos, asiáticos y afroamericanos.

Essaibi George todavía tiene mucho apoyo en la clase trabajadora, en su mayoría en vecindarios blancos, como South Boston y su nativo Dorchester. Esos que alguna vez representaron una base electoral clave en Boston.

Pero hoy, ese apoyo no es suficiente.

Entonces, Essaibi George aún tiene mucho trabajo por delante para lograr convertirse en alcaldesa el 2 de noviembre.

La concejala de la ciudad, Annissa Essaibi George, responde una pregunta durante el debate de la Alcaldía de Boston en el CitySpace de WBUR. (Jesse Costa / WBUR)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.