El 6 de noviembre, Saúl «Canelo» Álvarez podría alimentar de manera incalculable su leyenda. El boxeador mexicano enfrentará ese sábado en Las Vegas al estadounidense Caleb Plant por la unificación del peso supermediano, algo que ningún otro pugilista ha logrado obtener en la historia de la disciplina.

«Canelo», considerado el mejor libra por libra del mundo, es dueño del cinturón de campeón en dicha división para el Consejo Mundial de Boxeo, la Asociación Mundial y la Organización Mundial de la disciplina.

Por su parte, el norteamericano ostenta la faja de la Federación Internacional.

El reto de «Canelo»

Pero este reto no es solo por la histórica hazaña. Para «Canelo», la pelea del 6 de noviembre va más allá, al punto de confesar que jamás se había visto tan envuelto en el ambiente previo a un careo como este.

El diario mexicano Récord citó al azteca, quien este miércoles después de un entrenamiento pautado en San Diego (California) brindó detalles sobre sus sensaciones días antes del mencionado combate.

“Creo que sí (tengo mala sangre contra Plant), nunca había estado envuelto en nada similar en mi carrera, creo que sí es más personal que nunca”, señaló Álvarez.

De lleno en el ring

A pesar de sus sensaciones, el mexicano, con marca de 56-1-2 (38 nocauts), indicó que lo mejor para él y su equipo es la preparación, por lo que prefirió dejar atrás la presentación de hace par de semanas que terminó con él aterrizando un golpe contra el rostro de su contrincante.

“(No tengo) ningún mensaje. Creo que ya le mandé el mensaje que tenía que mandarle, no necesito mandarle más. Simplemente que esté listo porque viene algo nuevo para él el 6 de noviembre”, expresó.

En su análisis de cómo podría desarrollarse la pelea, «Canelo» manifestó que los primeros rounds podría traer peligro por parte de un rival que no conoce la derrota en 21 peleas, de las cuales ha terminado 12 por la vía rápida: “Creo que se me van a dificultar un poco los primeros asaltos, pero por ahí del siete, ocho o nueve, es donde voy a estar noqueándolo”.

Si todo sale como espera, Álvarez saldrá del MGM Grand de la Ciudad del Pecado con otro importante triunfo, tal vez el más grande de su carrera, uno que alargaría su condición de invicto desde el 14 de septiembre de 2013, cuando fue vencido por el estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.