En la sesión del Ayuntamiento de Boston de esta semana, las concejalas Liz Breadon, Lydia Edwards y Kenzie Bok presentarán una orden de audiencia sobre las condiciones, los estándares y las inspecciones de las unidades de alquiler.

Los concejales están pidiendo la revisión de los códigos municipales relacionados con la inspección de unidades de alquiler y las normas de entrega de viviendas, con el fin de mejorar las condiciones de vida de los inquilinos de Boston, los programas de registro, y el acceso público a información sobre unidades de alquiler.

“Habiendo concluido el ciclo de renovación de alquiler de septiembre y Allston Christmas, escuché a los inquilinos de Allston-Brighton comentar sobre condiciones cuestionables en las viviendas en cumplimiento con las regulaciones de la Ciudad”, indicó Liz Breadon, concejal del Distrito 9. “El problema se agrava con los grandes propietarios corporativos que permiten que las infracciones se acumulen y no mejoran las condiciones de vida».

Según Breadon se deben revisar las prácticas actuales de inspección y registro de propiedad para exigir la divulgación y acceso público a la información del registros de alquileres. «Responsabilizar a los propietarios que se burlan de la ley y no brindan a los inquilinos una vivienda segura y adecuada».

«Espero con interés poder comunicarme con el Departamento de Servicios de Inspección y asegurarme de que tengan los recursos que necesitan para mantener seguros a los residentes», señaló la concejal del Distrito 1, Lydia Edwards.

Kenzie Bok, concejal del Distrito 8, asegura que muchos inquilinos viven en condiciones que ponen en riesgo su salud y bienestar, por lo que espera trabajar con el Departamento de Servicios de Inspección para encontrar soluciones, responsabilizar a los culpables y mejorar las condiciones actuales. «Todos merecen un entorno de vida seguro y saludable», indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.