La vida de la oficial dominicana Johanny Rosario acabó trágicamente el jueves pasado, mientras realizaba una asignación voluntaria para el ejército de EE.UU. que solo las mujeres pueden hacer en Afganistán: examinar a niños y mujeres que intentaban huir del país desde el aeropuerto internacional de Kabul.

Rosario, de 25 años y quien creció en Lawrence, MA, fue una de las dos sargentas de la Infantería de Marina que murieron en el atentado suicida en Abbey Gate.

El sábado por la tarde, el alcalde de Lawrence Kendrys Vásquez se reunió en las afueras del City Hall para honrar a Rosario y decir unas palabras en nombre de su familia.

«Este es el momento de que nos unamos como comunidad para rendir homenaje a las acciones heroicas de Johanny, quien en el espíritu de una verdadera residente de Lawrence lo dio todo para ayudar a dar refugio a los necesitados», dijo Vásquez en una conferencia de prensa.

El alcalde dijo que se reunió el viernes con la madre y la hermana de Rosario, quienes pidieron privacidad.

La madre de Rosario «habló de su hija como una joven vibrante que tenía deseos de retribuir a la comunidad», dijo Vásquez. «Y como resultado de eso, es el deseo de su madre que Johanny regrese a la ciudad de Lawrence como la heroína que es».

Los infantes de marina dijeron que Rosario pasó seis años y medio en el ejército y se desempeñó como jefa de suministros para la Quinta Brigada Expedicionaria de Marines con base en el Golfo Pérsico de Bahrein.

El «servicio de Rosario no solo fue crucial para evacuar a miles de mujeres y niños, sino que personifica lo que significa ser una infante de marina: ponerse en peligro por la protección de los valores estadounidenses para que otros puedan disfrutarlos», dijo el primer teniente de la Infantería de Marina John Coppolas en un comunicado. «Ella es una heroína y su legado nunca será olvidado».

La embajada de República Dominicana en Estados Unidos también envió sus condolencias a la familia de Rosario a través de Twitter.

Los senadores Elizabeth Warren y Ed Markey, representantes de Massachusetts ante el congreso de Estados Unidos, también ofrecieron palabras de condolencia por la muerte de Rosario.

El lunes, el gobernador Charlie Baker se solidarizó con la familia de Rosario y dijo que había hablado con el alcalde Vasquez para ofrecer apoyo. «Si hay algo que podamos hacer para ayudar a la familia o la comunidad con respecto a los arreglos y el proceso que queda por hacer, haríamos todo lo que pudiéramos», dijo Baker.

También dijo palabras de condolencia: «No puedo imaginar lo que debe significar que un familiar de alguien que estaba en el terreno en el supuesto final de esta guerra, cuando ya empiezas a creer que volverá a casa, lo pierdes ante un terrorista suicida al final de esta terrible experiencia».

Se ha programado una vigilia en honor a Rosario el martes 31 de agosto a las 7 p.m. en el Veterans Memorial Stadium, 240 Osgood St., en Lawrence.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.