Este miércoles, el gobierno de Joe Biden emitió una nueva guía en la que ordena a los agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) abstenerse de, salvo condiciones extraordinarias, arrestar y deportar a inmigrantes víctimas de delitos.

El contexto: De acuerdo con la guía a la que ya deben responder los agentes de ICE, los funcionarios solo pueden detener y expulsar del país a inmigrantes que tengan una solicitud de salida pendiente. La normativa obliga a no ejecutar acciones contra quienes cuenten con el beneficio que ampara a víctimas de abuso.

  • La directriz señala que los efectivos tendrán la tarea de solicitar a los principales funcionarios de la agencia el permiso correspondiente para detener a víctimas o a testigos de delitos.
  • La cadena de noticias CBS informó que ICE tenía a más de 25 mil inmigrantes detenidos en sus centros de reclusión, registro obtenido por la fuente la semana pasada.

¿Qué dicen?: «Esta actualización de la política facilita la cooperación de las víctimas con la policía, mejora los esfuerzos de investigación criminal de ICE y promueve la confianza en los agentes de ICE y los oficiales que hacen cumplir nuestras leyes», dijo en un comunicado Tae Johnson, director interino de ICE.

  • De acuerdo con el funcionario, «es el compromiso de ICE ayudar a las víctimas de delitos independientemente de su estado migratorio»
  • El pasado mes, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, destacó una operación en la que dieron con 300 delincuentes sexuales a través del testimonio de inmigrantes: «es una amenaza a la seguridad pública que abordamos de manera agresiva».

Fuente principal de la noticia: CBS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.