A medida que un número creciente de empresas exigen comprobantes de vacunación a los clientes o empleados, una tarjeta que muestre que ha sido vacunado contra COVID-19 podría llega a convertirse en algo tan vital como una licencia de conducir. Pero las tarjetas de papel de los CDC son vulnerables y fáciles de perder.

La Iniciativa de Credenciales de Vacunación (VCI), un consorcio de las principales empresas de tecnología y atención médica que incluye a Microsoft, Salesforce, Oracle y la Mayo Clinic, recientemente presentó una forma más práctica y sencilla de cargar con un certificado de vacunación. Se trata de SMART Health Card, que cumple la función de un comprobante estándar en versión digital y cuyo sistema se basa ​​en tecnología del Boston Children’s Hospital.

«Hemos contado con la mayoría de los grandes proveedores de EE.UU. en cuanto a tecnología para el cuidado de la salud», dijo al Boston Globe JP Pollak, cofundador de The Commons Project, una de las organizaciones involucradas a la asociación VCI . «Tenemos a la mayoría de las grandes cadenas de farmacias, todos los sistemas de salud clave. Varios estados han acordado adoptar este sistema en particular».

De momento, esta tecnología no está disponible en Massachusetts, ya que el Departamento de Salud Pública del estado aún no ha anunciado si ofrecerá a los residentes alguna otra forma de demostrar su estado de vacunación, más allá de las tarjetas de papel. Sin embargo, aquellos que fueron vacunados en CVS, Walgreens o Walmart pueden usar la SMART Health Card ya que estas compañías forman parte del programa.

Mientras tanto, las personas que fueron vacunadas en sitios administrados por el estado pueden obtener un comprobante electrónico de vacunación de sus proveedores de atención médica. Todas las vacunas en Massachusetts se registran en una base de datos del Departamento de Salud Pública a la que las empresas de atención médica pueden acceder para actualizar los registros de vacunación de los pacientes.

Hasta ahora, Nueva York, California y Luisiana ya han comenzado a implementar el sistema SMART. Pollak le dijo al Globe que espera que las SMART Health Cards estén disponibles para unos 100 millones de residentes de EE.UU. en aproximadamente un mes.

Esta tecnología funciona mediante un código QR al que se puede acceder a través de un teléfono inteligente o se puede imprimir en papel. Cuando se abre el código, el nombre, la fecha de nacimiento y la información de vacunación aparecerán en la pantalla. No se muestra ninguna otra información médica. Este código también está firmado digitalmente, una medida para garantizar que la tarjeta se emitió legítimamente desde un sitio verificado, para evitar falsificaciones.

Aquellos que utilicen la SMART Health Card también deben presentar alguna otra identificación para verificar su identidad.

El sistema SMART proporciona una forma digital segura de demostrar que se ha vacunado contra el COVID-19. (Foto: The Commons Project)

Empresas como United Airlines, Facebook y Google ya han anunciado que planean exigir las vacunas a sus empleados.

Por ejemplo, UMass Memorial anunció el 4 de agosto que le exigiría la vacuna a sus trabajadores. El mismo día, el gobernador Charlie Baker dijo que será obligatorio para el personal de los centros de cuidado a largo plazo estar vacunados.

Otras empresas, como Jacques Cabaret en Boston, exigen prueba de vacunación a los visitantes que deseen estar en el interior del local.

Así, SMART Health Card facilitaría el cumplimiento de los mandatos de vacunación.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.