El Departamento de Estado investiga el paradero de una botella de whisky japonés de $5 mil 800; que fue otorgada por el gobierno de Japón a Mike Pompeo cuando era secretario de Estado, según una presentación en el registro federal que se hizo pública esta semana.

El contexto: Funcionarios estadounidenses no pueden aceptar obsequios de gobiernos extranjeros por encima de cierto monto: $390 en el momento en que Japón entregó el Whisky. En estos casos rechazar el presente causaría una vergüenza a ambas partes; por ello, el regalo se recibe y pasa a ser propiedad del gobierno federal.

  • Japón presentó la botella cuando Pompeo estaba en Arabia Saudita en una visita oficial, por lo que se desconoce si el exsecretario alguna vez recibió la botella él mismo.
  • Poco después del regalo, hecho el 24 de junio de 2019, Pompeo visitó Japón para la cumbre del G-20.
  • La ubicación del whisky japonés aparece como “Desconocida”. Tampoco se sabe cuándo y cómo se descubrió su desaparición.
  • La entrega y recepción de obsequios diplomáticos está supervisada por la Oficina del Jefe de Protocolo, que recibió acusaciones de mala administración durante el gobierno de Trump.

¿Qué dicen? “Pompeo no recuerda haber recibido la botella de whisky y no tiene conocimiento de lo que le sucedió. Tampoco tiene conocimiento de ninguna investigación sobre su paradero. No tiene idea de cuál fue la disposición de esta botella”, se lee en un comunicado de William A. Burck, abogado del exsecretario de Estado.

  • El Departamento de Estado no respondió de inmediato a las preguntas enviadas por correo electrónico sobre el progreso de la investigación. La embajada japonesa en Washington tampoco ha emitido comentarios ante una solicitud.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.