La ciudad de Nueva York exigirá una prueba de vacunación contra el COVID-19 para trabajadores y clientes que participen en actividades en interiores, tales como comer en restaurantes, hacer ejercicios en gimnasios y asistir al teatro, así lo informó el alcalde Bill De Blasio.

El contexto: El programa Key to NYC Pass comenzará el 16 de agosto y su implantación se iniciará el 13 de septiembre, dijo De Blasio durante una conferencia de prensa. La ciudad de Nueva York es la primera urbe en instituir un pasaporte municipal de vacunas.

  • Los negocios privados, incluidos los estadios deportivos y las salas de conciertos, que quisieran exigir una prueba de vacunación pueden usar la aplicación Excélsior Pass.
  • Otras grandes ciudades, como San Francisco, Los Ángeles y Washington D.C., han vuelto a imponer recientemente la obligación de llevar mascarilla, pero De Blasio se muestra reacio a exigir el uso de los cubrebocas.

¿Qué dicen? «Es hora de que la gente vea la vacunación como algo, literalmente, necesario para vivir una vida plena y feliz», dijo De Blasio en su intervención. Aproximadamente el 71% de los adultos de la ciudad de Nueva York han recibido una dosis de la vacuna, y el 66% están completamente vacunados, según datos del gobierno.

  • El alcalde neoyorkino enfatizó que la única razón por la que se ha visto una mejoría en los casos de COVID-19 es debido a la vacunación. “Se ha visto que marca la diferencia”, apuntó.
  • De Blasio agregó que sabe que no todos van a estar de acuerdo con la medida anunciada por las autoridades locales, pero considera que la disposición es una medida que salvará muchas vidas.

Fuente principal de la noticia: The Hill

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.