Un análisis científico publicado este viernes sobre un brote masivo de COVID-19 en Massachusetts, impulsado por la variante delta, encontró que tres cuartas partes de las personas que se infectaron estaban completamente vacunadas.

¿Por qué es importante? El informe, elaborado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, es una pieza clave de la evidencia en aumento que refuerza la hipótesis de que las personas vacunadas pueden propagar la variante delta; y puede ser un factor que contribuya a un incremento de infecciones en el verano.

  • El estudio encontró que las personas vacunadas portaban la misma carga viral en la nariz que las personas no vacunadas, y que las personas vacunadas podían contagiarse el virus entre sí.
  • Los CDC fueron criticados esta semana por cambiar su guía de recomendación de uso de mascarillas sin publicar los datos en los que se basó. El informe publicado hoy contiene esa información.

¿Qué dicen? “La recomendación de usar mascarillas se actualizó para garantizar que el público vacunado no transmita el virus sin saberlo a otras personas, incluidos sus seres queridos no vacunados o inmunodeprimidos”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en un comunicado.

  • La directora de los CDC calificó de preocupante el hallazgo del estudio, pero también es fundamental para dar las recomendaciones de prevención del COVID-19.
  • Las vacunas funcionan para evitar enfermedades graves o la muerte en caso de contraer el virus, pero incluso así  no son infalibles, dijo Larry Corey, virólogo del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.