El Faro

Solo unos días después de expulsar de El Salvador al periodista mexicano Daniel Lizárraga, del medio El Faro, este lunes el gobierno de Nayib Bukele tomó nuevas acciones, esta vez contra el estadounidense Roman Olivier Gressier, de la misma empresa.

Esta vez, Migración negó el permiso de trabajo de Gressier el pasado 9 de julio. El Faro señaló que “el argumento de Extranjería fue que Gressier no se encontraba en el país, y en tanto ‘no tiene el ánimo de permanecer y residir en el país’”.

En redes sociales, El Faro denunció que “en solo una semana, dos periodistas extranjeros han recibido negativas similares bajo argumentos cuestionables”.

Las acciones del gobierno de Bukele llegan en medio del trabajo independiente del medio, el cual ha criticado las labores de la administración.

“Tanto Gressier como Lizárraga continuarán trabajando para El Faro, y este medio busca las alternativas que mejor le convengan a sus periodistas para que puedan cumplir con su misión informativa a pesar de los obstáculos gubernamentales”, siguió la empresa.

Golpe a los medios

Una semana atrás fue expulsado del país el mexicano Lizárraga, quien se manifestó sobre lo ocurrido con su colega. A su juicio, este representa un “segundo golpe consecutivo y alevoso contra El Faro al negar el permiso de trabajo a Roman Olivier argumentando que él no tenía ánimo de estar en el país porque se encontraba fuera. A mí también me lo negaron pero por estar en El Salvador. ¿Entonces?”.

El Faro ha estado en el foco del gobierno salvadoreño. Además de las acciones contra los mencionados periodistas, ElSalvador.com reveló que la compañía fue víctima de una dura extensa auditoría por parte del Ministerio de Hacienda.

Según el presidente Bukele, la investigación buscaba dar con un supuesto lavado de dinero.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *