Yessenia Gómez, oficial de patrulla en la Policía de MIT
Yessenia Gómez, oficial de patrulla en la Policía de MIT

Yessenia Gomez es originaria de El Salvador y vino a Estados Unidos cuando tenía 9 años. Actualmente se desempeña como oficial de patrulla en la Policía de MIT y miembro de la Asociación de Policías Mujeres de Massachusetts. La oficial cuenta que se mudó a este país a raíz de la guerra civil que sucedió en El Salvador en 1980.

Gómez cuenta que la transición al mudarse fue difícil, tuvo que dejar a sus familiares, amigos y tuvo que aprender un nuevo idioma, una nueva cultura y adaptarse al complicado clima de MA. «Siempre me ha interesado el campo de la justicia penal. Quería ser abogado desde que tengo memoria. Sin embargo, después que comencé a trabajar en el departamento de libertad condicional de la corte del distrito de Dedham, cambié mi especialidad en ciencias políticas, pre-ley a Justicia Criminal y Sociología», contó. Gómez sabía que le gustaba el campo, pero no quería quedarse atrapada en una oficina o en un tribunal todos los días. Así fue como siguió trabajando para el Departamento de Policía de la ciudad de Wellesley como Operador y Despachador del 911. «Me intrigó más la profesión de los agentes de policía. Quería más de lo que estaba detrás de la escena. Quería un asiento de primera fila. Tan cliché como pueda parecer, quería marcar la diferencia, y ayudar a la gente», dijo la oficial. Luego de numerosas pruebas, entrevistas y algunos procesos de contratación, se le concedió la oportunidad que cambió su vida por completo. «Ahora, he sido oficial durante más de 14 años y todavía disfruto haciendo el trabajo», agregó.

Un día de trabajo nunca es el mismo para Yessenia. Todos los días son diferentes, y nunca se sabe qué casos tendrá que enfrentar en su jornada de trabajo.Para la oficial, una de las cosas que más disfruta de su trabajo es interactuar con la comunidad a la que sirve; conocer a su gente, conocer nuevas culturas y sus experiencias. «Ser ese rayo de esperanza cuando todo parece sombrío o simplemente ser ese rostro familiar que ven todos los días. Para mí, ser oficial de policía es el tipo de profesión en la que nunca dejo de aprender», aseguró. Finalmente, Yessenia le dirige un mensaje a la comunidad: «Quiero decirles que, al igual que yo, hay muchos otros oficiales que representan su herencia, cultura y valores trabajando. Son seres humanos detrás del uniforme que ven. Tómese el tiempo para conocer a los oficiales que patrullan día tras día, se sorprenderá con lo que encontrará», dijo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.