Los activistas de vivienda en la entrada de la Cámara de Representantes el 22 de junio cuando se realizaba una sesión legislativa sobre el control de alquileres. (Sam Doran / SHNS)

Simón Rios

Click here to read this article in English, by WBUR


Varios concejales de Boston han presentado un proyecto de ley para evitar que miles de viviendas asequibles en la ciudad pasen a tener precio de mercado.

Los defensores advierten que en la ciudad existen más de 900 viviendas asequibles en riesgo de perderse tan solo el próximo año, mientras que los críticos aseguran que la medida es otro intento por revivir el control de los alquileres, que terminó en Massachusetts después de un referéndum estatal en 1994 el cual fue aprobado de manera electoral por un estrecho margen de diferencia.

La propuesta de Boston, similar a una medida que el Concejo autorizó en 2016, requeriría el visto bueno tanto del Concejo como de la Legislatura estatal. Esta busca darle a la ciudad el poder de regular los alquileres en ciertos desarrollos de viviendas asequibles de propiedad privada. En esas construcciones los propietarios acordaron limitar los alquileres durante 40 años a cambio de subsidios gubernamentales. Pero ahora muchos de esos acuerdos están a punto de expirar.

El concejal Matt O’Malley, uno de los que introdujo la propuesta de ley, dijo que el Concejo ha hecho esfuerzos similares en el pasado para evitar la conversión de las llamadas unidades de «expiring use». Pero los concejales no lograron que la iniciativa pasara la legislatura.

O’Malley comentó que espera un resultado diferente esta vez.

«Se trata en su mayoría de personas de la tercera edad, y es injusto que corran un riesgo real de ser desplazados y perder sus hogares», señaló O’Malley.

Uno de los partidario de los esfuerzos del Concejo es Frank Sagarese, residente del edificio Forbes en Jamaica Plain, donde las protecciones para inquilinos expirarán en marzo.

«Solo tengo un ingreso fijo. Estoy en el Social Security y mi esposa está discapacitada», indicó. «Tengo 73 años y mi mayor miedo es quedarme sin hogar».

Un abogado del edificio Forbes, Jeff Sacks, dijo que los propietarios están tratando de llegar a un acuerdo con el estado para que esos apartamentos sean asequible. Sacks no quiso revelar lo que proponen los propietarios, pero comentó que el objetivo final es evitar que todos los residentes actuales sean desplazados.

«Lo que estamos tratando de hacer ahora es proteger a los inquilinos que viven allí», señaló Sacks. «Y la propuesta logra eso».

Por otro lado, Sacks rechazó la petición del Concejo que ve como un intento por controlar los alquileres.

«Creo que la respuesta a la crisis habitacional en Boston, nuestra región y nuestro país es la construcción de viviendas», comentó Sacks. «No el control de las rentas. Creo que eso ya fue probado».

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *