Fiestas

Autoridades y ciudadanos de Boston están considerando que se apliquen fuertes multas a los inquilinos y propietarios de casas, apartamentos o locales comerciales que organicen fiestas estridentes en medio de la pandemia del COVID-19.

Ed Flynn, concejal, detalló durante una audiencia que lo que se está viviendo en la ciudad es una «falta de respeto», pues pese a la crisis sanitaria que hoy el mundo vive, el aumento de eventos sociales descontrolados está afectando la calidad de vida de los ciudadanos, tomando como principal consecuencia un posible aumento de casos de coronavirus.

«De jueves a domingo en el sur de Boston es ahora como el Mardi Gras o el fin de semana del Día de San Patricio», manifestó y agregó que la policía recibió 600 llamadas de denuncias durante un fin de semana, informó Boston.com.

Natalie Butler, residente del sector, comentó durante la audiencia virtual que la policía debió acudir a su vecindario por «actos sexuales públicos» que estaban sucediendo frente a una propiedad.

Te puede interesar: Excomisionado de la FDA advierte sobre aumento de casos de COVID-19 en otoño

«Las fiestas comienzan a las 12 horas del sábado, bueno jueves por la noche, por supuesto, – se intensifican el sábado: Beber, lenguaje sucio, música excesivamente fuerte reproducida, orinar en sus propios patios traseros, así como en los patios delanteros de la gente», dijo Butler.

De hecho, algunas cosas se ramifican de las partes, dijo otra residente, que se identificó sólo como Ellie. «El sábado por la tarde en Broadway es como la franja de Las Vegas. Esta es una comunidad… este es un barrio. No es un campus universitario. No es una casa de fraternidad. No es un complejo turístico. Está fuera de control».

Flynn y otros, como el concejal Michael Flaherty, temen que las fiestas puedan causar estragos vinculados con la pandemia. Ahora, autoridades no están seguros de que con el fin de la cuarentena puede haber algún cambio.

«Vamos a hacer lo mejor que podamos para empezar a tomar el control de este tema y empezar a golpear… los anfitriones de la fiesta y el propietario de la casa, donde probablemente llamará su atención, que está en su bolsillo, en sus carteras», dijo Flaherty.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.