Este jueves los senadores republicanos presentaron su propuesta de infraestructura por un valor de $928 mil millones, la cual incluye $506 mil millones para la restauración de carreteras, puentes y otras obras importantes, y $98 mil millones para los sistemas de transporte público.

Esta oferta es mayor a la presentada por la senadora republicana Shelley Moore Capito en abril que tenía un monto total de $568 mil millones. Sin embargo, el documento actual todavía está por debajo de la contraoferta de $1.7 billones que la Casa Blanca presentó la semana pasada.

«Los republicanos del Senado continúan negociando de buena fe. Hemos tenido un buen diálogo con la Casa Blanca. Estamos tratando de llegar a ese objetivo común de llegar a un acuerdo de infraestructura bipartidista del que hablamos en la Oficina Oval con el presidente hace varias semanas y hablé con él incluso antes de eso», dijo Capito a la prensa.

El resumen publicado por los republicanos no incluye detalles de cómo se pagaría el plan, principal debate del plan presentado por el presidente Joe Biden, pues la Casa Blanca quiere aumentar las tasas de impuestos corporativos del 21% al 28%.

Te puede interesar: NYT: Biden propondrá un presupuesto de 6 billones de dólares

Además, el Partido Republicano pide $46 mil millones para trenes de pasajeros y carga, $21 mil millones destinados a seguridad, $22 mil millones destinados a puertos y vías fluviales, $56 mil millones destinados a aeropuertos y $72 mil millones para infraestructura de agua.

«Otros componentes incluyen $22 mil millones para almacenamiento de agua occidental, $65 mil millones para infraestructura de banda ancha y $20 mil millones para financiamiento de infraestructura», señala The Hill.

Asismismo, los republicanos proponen agregar algunos de estos «componentes a la legislación de reautorización del transporte de superficie de $303 mil millones «, la cual fue aprobada por el Comité de Medio Ambiente y Obras Públicas en una votación de 20-0 el pasado miércoles.

«Creemos que esta contraoferta cumple con lo que el presidente Biden nos dijo en la Oficina Oval ese día y es tratar de llegar a algo cercano a $1 billón durante un período de ocho años que incluiría nuestro gasto de referencia. Hemos logrado ese objetivo con esta contraoferta», dijo Capito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.