(Foto: Freepik)

El Concejo Municipal de Chelsea decidió este mes de mayo penalizar el uso de fuegos artificiales en la ciudad. «Cualquier residente que se encuentre usando fuegos artificiales está sujeto a una multa de $300», anunciaron las autoridades.

Luego de tener un aumento en el número quejas durante el año 2020 con respecto al uso de pirotecnia en la ciudad, funcionarios dictaron la orden de prohibir su uso. El Departamento de la Policía de Chelsea será el encargado de aplicar las sanciones a quienes incurran en dicho acto.

«Los fuegos artificiales son peligrosos y crean problemas de salud en nuestra comunidad. Nuestros vecinos pierden el sueño, los bebés se despiertan y algunas personas con PTSD experimentan un daño real. Además las mascotas están aterrorizadas y están los riesgos de incendio», escribió la ciudad en su cuenta oficial de Twitter.

Con las celebraciones de verano a la vuelta de la esquina, el Concejo Municipal de Chelsea aprobó una nueva ordenanza (…) el uso de fuegos artificiales está sujeto a una multa de $300

Gerente Municipal de Chelsea, Thomas Ambrosino

Las autoridades instan a los residentes a que denuncien a través del 9-1-1, ya que esta práctica es «prohibida e ilegal en la ciudad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.