Este lunes, durante un encuentro con la prensa, Jen Psaki se negó a responder preguntas sobre si el presidente Joe Biden ha tenido acceso a información de inteligencia sobre el gobierno israelí.

«No voy a estar en una posición ahora o nunca de cometer o confirmar quién ha visto o no información de inteligencia», dijo Psaki a los periodistas, reseñó The Hill.

Según el Jerusalem Post, durante el fin de semana Israel compartió información de inteligencia que revela que Hamás operaba desde el edificio golpeado en Gaza con un ataque aéreo el sábado, dijeron funcionarios israelíes. En el edificio estaban las oficinas de AP y Al Jazeera, los periodistas recibieron una advertencia y nadie resultó herido.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo durante una entrevista en el programa «Face the Nation» de CBS que el gobierno israelí compartió información de inteligencia con Estados Unidos, relacionada con Hamás.

«Compartimos con nuestros amigos estadounidenses toda esa inteligencia y aquí está la inteligencia que teníamos, se trata de terrorista palestino, una oficina de inteligencia de la organización terrorista palestina alojada en ese edificio que planea y organiza los ataques terroristas contra civiles israelíes. Así que es un objetivo perfectamente legítimo», dijo Netanyahu.

Antony Blinken, secretario de Estado, informó a los periodistas que Estados Unidos solicitó información sobre el ataque, pero no había «visto ninguna información proporcionada».

«Eso no es necesariamente una sorpresa, pero en términos de quién lo ha visto o no, lo que se ha comunicado, simplemente no voy a estar en condiciones de confirmarlo», dijo Psaki sobre Blinken.

Conflicto en Gaza

Israel volvió a atacar la Franja de Gaza este lunes y los cohetes de Hamás continuaron mientras el conflicto avanzó a su segunda semana, con pocas señales de una tregua a pesar del aumento de los esfuerzos diplomáticos por un alto el fuego.

Los aviones de combate israelíes lanzaron ataques aéreos sobre toda Gaza, poco después de la medianoche, enviando bolas de fuego hacia el cielo nocturno. Las tres docenas de objetivos incluían a varios altos comandantes de Hamás y casi 10 millas de la red de túneles del grupo militante, informó el ejército israelí.

El ataque, llevado a cabo por 54 aviones de combate, alcanzó unos 35 objetivos militares en un lapso de unos 20 minutos y siguió a ataques similares del día anterior que mataron al menos a 42 palestinos, según el ejército israelí y los informes de los medios de comunicación de Gaza.

Los aviones israelíes también destruyeron una fábrica de colchones en el norte de Gaza, poco después del amanecer en lo que los testigos dijeron que parecía ser un ataque de artillería. El video que circulaba en las redes sociales mostraba columnas de humo negro saliendo de las instalaciones. Varias horas después, Israel mató al comandante de las fuerzas de la Jihad Islámica en el norte de Gaza, Hasam Abu Harbid, en un ataque dirigido, indicaron las fuerzas armadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.