GASTOS. “El precio adecuado para lo que la mayoría piensa cuando pensamos en infraestructura es de aproximadamente ($600 mil millones a $800 mil millones)”. | Foto: Efe.

El senador Mitch McConnell (Kentucky), líder de la minoría republicana en el Senado, expresó su apoyo a un plan de infraestructura de hasta $800 mil millones, en contrapropuesta al paquete previsto por el presidente Joe Biden de $2,25 billones.

“El precio adecuado para lo que la mayoría piensa cuando pensamos en infraestructura es de aproximadamente ($600 mil millones a $800 mil millones), señaló el senador a la televisión pública en Kentucky el fin de semana.

La semana pasada, McConnell había previsto un paquete de gastos para infraestructura de alrededor de $600 mil millones, menos de una tercera parte del monto solicitado por Biden para destinar a puentes, carreteras, túneles y hasta banda ancha de internet.

Actualmente el presidente de Estados Unidos promueve junto con su equipo el plan de infraestructura de más de $2 billones en todo el país, en busca de apoyo. Mientras tanto, los republicanos han criticado los proyectos que esperan abarcar y la forma de financiarlo: aumentando los impuestos.

Lee también: McConnell espera que ningún republicano apoye el plan de infraestructura de Biden

McConnell también mencionó en la entrevista la contraoferta de la senadora republicana Shelley Moore Capito (Virginia Occidental) de $568 mil millones, con un monto -a su juicio- más razonable.

“Esto es algo que el Congreso ha hecho durante muchos, muchos años juntos sobre una base bipartidista (…) Nuestro enfoque hoy es decir cuáles son nuestros conceptos como republicanos -sobre- lo que significa infraestructura, cuáles son nuestros principios en términos de pagos y decirle al presidente Biden, su equipo y nuestros colegas demócratas: ‘Estamos listos’”, dijo en su momento Capito.

Confrontación

El miércoles, el presidente Biden desestimó la promesa de McConnell de que su máxima prioridad es detener los ambiciosos planes de gasto de la administración, insistiendo en que presionará para lograr un compromiso y lograr sus objetivos.

«Dijo eso sobre la última administración, sobre Barack, que iba a detener todo, y pude hacer mucho con él», dijo el presidente en respuesta a preguntas en la Casa Blanca.

Horas antes, McConnell les había dicho a los periodistas que Biden apoya políticas que convertirían a Estados Unidos en un país socialista, una línea de ataque frecuente de la derecha que el presidente y otros demócratas rechazan como falsa.

«El cien por ciento de mi atención está en detener a esta nueva administración», dijo McConnell durante una aparición en Georgetown, Ky. «Creo que la mejor manera de ver qué es esta nueva administración: el presidente puede haber ganado la nominación, pero Bernie Sanders ganó la discusión».

Con información de The Hill y The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.