McCarthy

Este lunes el republicano Kevin McCarthy informó que programó oficialmente la votación para derrocar a la presidenta de la Conferencia del Partido Republicano Liz Cheney. El encuentro será el día miércoles a puerta cerrada y por votación secreta.

Tanto McCarthy como sus aliados pro-Trump han planeando el derrocamiento de Cheney en los últimos días, luego de que la representante insistiera en oponerse a los comentarios del expresidente sobre el fraude electoral.

Algunos republicanos consideran que los comentarios de Cheney «han desbancado el mensaje del Partido Republicano en un momento en que el partido está tratando de unificar y recuperar la Cámara de Representantes en los exámenes intermedios del próximo año», informó The Hill.

Cheney integró el grupo de los 10 republicanos que votaron para destituir a Trump, luego del asalto al Capitolio el 6 de enero. Y calificó este momento como un «punto de inflexión» para el partido.

«Había sido mi esperanza que nuestro enfoque de conducción sería recuperar la Cámara en 2022 e implementar nuestro Compromiso con América. A pesar de que los medios de comunicación convencionales trabajan horas extras contra nosotros, creo que todavía tenemos una gran oportunidad de hacerlo. Desafortunadamente, cada día que pasamos relitigando el pasado es un día menos tenemos que aprovechar el futuro», dijo McCarthy.

Sin embargo, Cheney no está sola. Algunos miembros del partido, e incluso demócratas, han acusado a Trump, McCarthy y otros de tratar de «censurar» a Cheney por sus opiniones opuestas. McCarthy rechazó la acusación y sugirió que las oposiciones son aceptables, pero no cuando socavan los objetivos de su equipo de liderazgo.

Cheney fuera para 2022

Un portavoz del expresidente Donald Trump informó que derrotar a la representante del Partido Republicano Liz Cheney durante las elecciones primarias de 2022 es su objetivo principal.

Jason Miller dijo a The Washington Post que los asesores políticos de Trump ya han hecho llamadas a funcionarios de Wyoming para discutir posibles aspirantes a las primarias para el escaño de Cheney.

Según portavoz, derrocar a Cheney es «una de las prioridades más altas en cuanto a los apoyos primarios».

De igual forma, durante la entrevista el Post señaló que personas familiarizadas con la disputa dijeron que Trump ya se había reunido con asesores en Florida para evaluar los posibles apoyos de campaña de 2022, con objetivo de respaldar a un solo candidato y no dividir el voto entre los potenciales aspirantes de Cheney.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.