PROPUESTA. En el proyecto Biden fijó las negociaciones para finales del año. | Foto: Efe.

Este miércoles, la Casa Blanca presentó un plan de gastos e impuestos de 1,8 billones de dólares destinado a ampliar drásticamente el acceso a la educación y los programas de protección social para las familias. Es el más reciente esfuerzo del presidente Joe Biden para tratar de convertir algunas de sus promesas de campaña en realidad.

El paquete no se puede aplicar sin la aprobación del Congreso, y muchos republicanos han tenido rechazo al alcance de los aumentos de impuestos y el gasto que Biden ha tratado de promover.

El nuevo “Plan para las familias estadounidenses” de la Casa Blanca proporciona al Congreso detalles de la agenda nacional del presidente, estableciendo marcadores para las negociaciones a finales de este año.

Biden propone en su plan un conjunto de políticas nacionales que representarían colectivamente un cambio marcado en la forma en que los estadounidenses interactúan con el gobierno federal.

La Casa Blanca señala que su propuesta proporcionaría a todos los estadounidenses dos años de colegiatura comunitaria gratuita; prekindergarten para todos los niños de 3 y 4 años; y licencia familiar y médica pagada para los trabajadores estadounidenses.

Lee también: Demócratas del Senado presionan a Biden para que admita más refugiados

Entre los puntos de gran alcance, el plan también exige dedicar cientos de miles de millones de dólares a la lucha contra la pobreza infantil y garantizar un cuidado de niños asequible en todo el país.

Para pagar estas iniciativas, los funcionarios de la Casa Blanca también proponen aumentos de impuestos de 1,5 billones de dólares, dirigidos principalmente a los estadounidenses ricos y los inversores.

La Casa Blanca tiene como objetivo recaudar dinero a través del IRS, así como también incrementar casi el doble la tasa del impuesto a las ganancias de capital para aquellos que ganan más de $1 millón por año, una medida que se aplicaría a una pequeña fracción de los estadounidenses pero es probable que enfrente resistencia en el Congreso.

Biden hablará sobre el plan en su discurso este miércoles en una sesión conjunta del Congreso, dando inicio a lo que se espera sean meses de disputas en el Capitolio. El plan del presidente refleja muchas de sus promesas de campaña de 2020, pero también omite otras promesas y demandas clave de los principales aliados.

Te puede interesar: Biden apunta a nuevos cheques de ayuda a través del Plan de Familias Estadounidenses

La propuesta de Biden se aleja de su promesa de campaña de reducir la edad de inscripción a Medicare, a pesar de la presión de los demócratas liberales y algunos centristas de la Cámara. El plan también omite un aumento en el impuesto a la herencia y solo extenderá temporalmente un beneficio por hijos que el propio presidente había dicho que debería hacerse permanente.

Algunos expertos y asistentes del Congreso han comenzado a cuestionar si la cantidad de dinero en el plan sería suficiente para lograr los objetivos de la administración.

Con información de Jeff Stein, Danielle Douglas-Gabriel, Laura Meckler y Caroline Kitchener/The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.