JUSTICIA. La demanda surgió debido a una legislación en Nueva York que exige que quienes solicitan un permiso para portar un arma oculta demuestren una necesidad especial de autodefensa. | Foto de archivo: Efe.
JUSTICIA. La demanda surgió debido a una legislación en Nueva York que exige que quienes solicitan un permiso para portar un arma oculta demuestren una necesidad especial de autodefensa. | Foto de archivo: Efe.

Este lunes, la Corte Suprema informó que escuchará un nuevo caso importante sobre control de armas, aceptando una demanda respaldada por la Asociación Nacional del Rifle (NRA) que le pide a la corte declarar que existe un derecho constitucional a portar un arma fuera del hogar en Nueva York.

La demanda surgió debido a una legislación en Nueva York que exige que quienes solicitan un permiso para portar un arma oculta demuestren una necesidad especial de autodefensa; similar a las leyes de Maryland o Massachusetts que el tribunal en el pasado se ha negado a revisar.

La Corte Suprema atenderá el caso en el próximo periodo que inicia en octubre. La nueva mayoría conservadora en la corte ha señalado que es más receptiva a los desafíos de la Segunda Enmienda.

Varios jueces han dicho que están ansiosos por explorar los derechos de armas reconocidos por primera vez por el tribunal en 2008, cuando se dictaminó en el caso del Distrito de Columbia v. Heller que las personas tienen derecho a poseer armas para la defensa propia en sus hogares.

La decisión de aceptar el caso llega después de una serie de tiroteos masivos. El presidente Joe Biden ha abogado por nuevas medidas y un fortalecimiento de las leyes de control de armas, y su administración seguramente argumentará en contra de debilitar las disposiciones existentes.

En su escrito al tribunal, la Asociación de Rifles y Pistolas del Estado de Nueva York, afiliada a la NRA, dijo que “quizás la cuestión más importante sin resolver de la Segunda Enmienda”, desde que el tribunal determinó un derecho individual a la propiedad de armas, “Es si la Segunda Enmienda asegura el derecho individual a portar armas para la defensa propia donde los enfrentamientos ocurren a menudo: fuera del hogar”.

La NRA sostiene que “el texto, la historia y la tradición de la Segunda Enmienda y los precedentes vinculantes de este Tribunal obligan a la conclusión de que la Segunda Enmienda sí garantiza ese derecho”.

Después de que el tribunal anunció que tomaría el caso como argumento el próximo otoño, la NRA dijo que la mayoría de los estados ya están de acuerdo en que el derecho a portar un arma fuera del hogar es fundamental.

“La Corte (Suprema) rara vez acepta casos de la Segunda Enmienda”, dijo Jason Ouimet, director ejecutivo del Instituto de Acción Legislativa de la NRA en un comunicado. “Confiamos en que el tribunal le dirá a Nueva York y a los demás estados que nuestro derecho de la Segunda Enmienda a defendernos es fundamental y no desaparece cuando dejamos nuestros hogares”.

Los defensores del control de armas vieron la decisión y el momento oportuno para la revisión como siniestros.

“Durante el mes pasado, los estadounidenses han contado con una serie interminable de tiroteos en lugares públicos, incluidos tiroteos por parte de las fuerzas del orden”, dijo Hannah Shearer, directora de litigios en el Centro de Leyes de Giffords, en un comunicado.

“La voluntad de la Corte Suprema de tomar este caso es una respuesta imprudente al dolor de nuestra nación y podría llevarnos en la dirección completamente equivocada al restringir la regulación de seguridad de armas de sentido común”, agregó.

Con información de Robert Barnes/The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *