(Foto: Schwarzerstein/Flickr)

El Massachusetts General Hospital planea ampliar sus instalaciones a través de un proyecto masivo de $1.9 mil millones con los que construiría dos nuevas torres exclusivas para tratar a pacientes graves en su campus principal y potenciaría el transporte público en Cambridge Street, que a diario utilizan cientos de pacientes y miembros del personal.

Las dos torres de media altura conectadas a lo largo de Cambridge Street albergarían 482 camas y nuevos espacios para tratar pacientes cardíacos y con cáncer. Después de cerrar y renovar áreas clínicas antiguas, MGH contaría con 94 camas adicionales, además de las 1.043 que ahora tienen licencia para operar, señala Boston Globe.

El proyecto es parte de una estrategia más amplia de la empresa matriz del hospital, Mass General Brigham, para trasladar los chequeos y atenciones de rutina a hospitales comunitarios y ambulatorios, liberando así espacio en el MGH para los pacientes con mayores complicaciones.

Según Boston Globe, las autoridades del hospital ya presentaron planes detallados a los funcionarios de la ciudad, con reuniones comunitarias programadas para el próximo mes por la Agencia de Planificación y Desarrollo de Boston. También buscan la aprobación de los funcionarios de salud estatales y de reguladores ambientales.

Esperan comenzar la construcción en 2022.

Con aproximadamente 1 millón de pies cuadrados, el proyecto implica reemplazar lo que ahora es estacionamiento y un trío de edificios de ladrillo con torres de 12 y 13 pisos en Cambridge Street, entre las calles North Grove y Blossom. Si se aprueba, requeriría una construcción complicada y por etapas durante varios años, con la primera fase programada para completarse en 2027 y la segunda en 2030.

Te puede interesar: Expertos abogan para que pronto dejemos de usar mascarillas en espacios abiertos

El proyecto del MGH tendría un gran impacto en Boston, particularmente en Cambridge Street, que es una concurrida vía en la ciudad. El hospital planea mejorar el área tanto para peatones como ciclistas y usuarios de MBTA, incluido el estacionamiento de bicicletas y espacio para ciclovías. 

También se plantea impulsar la conexión de las Líneas Roja y Azul a través de un túnel a lo largo de Cambridge Street entre las estaciones Bowdoin y Charles / MGH. 

Al tratarse de un amplio proyecto, los funcionarios de salud estatales exigen que el hospital encargue un análisis independiente para determinar el impacto del proyecto en los costos de atención médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.