DECLARACIÓN. “Nada puede llenar el vacío que los seres queridos de George Floyd han sentido desde su muerte”, dijo Garland.

El fiscal general Merrick Garland anunció este miércoles una amplia investigación del Departamento de Justicia sobre las prácticas y la cultura del Departamento de Policía de Minneapolis, un día después de que el exoficial Derek Chauvin fuera declarado culpable del asesinato de George Floyd.

Durante los comentarios, en la sede del Departamento de Justicia, Garland dijo que la investigación civil determinará si “la policía de Minneapolis se involucró en un patrón o práctica de vigilancia inconstitucional o ilegal”.

La administración de Donald Trump había abierto una investigación federal de derechos civiles por el caso, días después de que Floyd, un hombre afroamericano, muriera en mayo pasado cuando Chauvin presionó su rodilla en su cuello durante más de nueve minutos mientras estaba boca abajo.

La noche del martes, Garland dijo en un comunicado que se está llevando a cabo una investigación criminal.

“Nada puede llenar el vacío que los seres queridos de George Floyd han sentido desde su muerte”, dijo Garland. “Mi corazón está con ellos y con todos aquellos que han experimentado una pérdida similar”.

Explicó que la investigación civil examinará si la policía de Minneapolis ha utilizado fuerza excesiva, conductas discriminatorias o abusado de personas con discapacidades mentales o físicas.

La “práctica o investigación de patrones más amplia en el Departamento tiene como objetivo erradicar problemas más sistémicos dentro de las agencias de policía locales, esfuerzos que han sido utilizados por el Departamento de Justicia durante las administraciones de Obama y George W. Bush para buscar acuerdos con departamentos que se han involucrado repetidamente en tácticas abusivas”.

La administración Trump tomó medidas en 2018 para prohibir tales acuerdos, conocidos como decretos de consentimiento, en virtud de un memorando del entonces fiscal general Jeff Sessions, quien dijo que los esfuerzos dañaron la moral entre los policías locales.

La semana pasada, Garland rescindió el memorando de Sessions, señalando que el Departamento de Justicia volverá a un uso más sólido de la autoridad legal federal para impulsar reformas entre los departamentos de policía.

Fuente: David Nakamura/The Washington Post.

Traducción libre del inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.