Philonise Floyd, el hermano de George Floyd, reveló durante una entrevista televisiva el martes que el presidente Joe Biden lo había llamado a él y a su familia el lunes, el día de los argumentos finales en el juicio por asesinato del exoficial de policía de Minneapolis Derek Chauvin.

«Él sabe lo que es perder a un miembro de la familia, y conoce el proceso por lo que estamos pasando, así que simplemente nos hizo saber que estaba orando por nosotros y esperando que todo saliera bien», dijo durante una aparición en el programa «Today» de NBC.

Craig Melvin, de NBC, quien realizó la entrevista, dijo que estaba en la habitación el lunes cuando Biden llamó.

El jurado en Minneapolis está deliberando sobre el caso, en el que los fiscales alegan que George Floyd fue asesinado por Chauvin, quien presionó su rodilla contra el cuello y la espalda de Floyd mientras este estaba esposado y boca abajo en la calle.

Philonise Floyd fue el único miembro de la familia Floyd que subió al estrado durante el juicio.

Durante una sesión informativa para periodistas el lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, tuvo cuidado de no decir cuál cree Biden que debería ser el veredicto en el caso, que desató semanas de disturbios civiles en Estados Unidos.

«Después de los argumentos finales de hoy, volverán con un veredicto y no vamos a adelantarnos a esas deliberaciones», dijo.

Presencia de la Guardia Nacional

En Washington, DC, funcionarios solicitaron el apoyo de la Guardia Nacional mientras se preparan para posibles protestas tras el veredicto del juicio de Derek Chauvin, el ex oficial de policía de Minneapolis, por el asesinato George Floyd.

El director de la Agencia de Seguridad Nacional y Manejo de Emergencias (HSEMA) del gobierno de DC, Christopher Rodríguez, envió a la Guardia Nacional DC una carta el pasado 8 de abril solicitando la asistencia; sin embargo, la petición no ha sido aprobada por el Ejército.

Los funcionarios solicitaron que se activara a los miembros de la Guardia Nacional para brindar apoyo al departamento de policía de DC los cuales tendrán seis equipos de gestión de multitudes, asegurar 30 puestos de tráfico y un equipo de al menos 300 guardias para responder rápidamente a los casos de «disturbios civiles a gran escala» en caso de que se produjeran. Los funcionarios no estarían armados.

«Se espera que el juicio dure de tres a cuatro semanas y existe la posibilidad de que ocurran manifestaciones de la Primera Enmienda en el Distrito de Columbia en respuesta al veredicto. Estas manifestaciones son congruentes con las manifestaciones ocurridas durante 2020, donde el Distrito vio una gran afluencia de participantes y desorden general y actividad criminal», escribió Rodríguez en una carta obtenida por The Hill.

Con información de The Washington Post

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *