En entrevista con «Today» (NBC), el expresidente George W. Bush calificó la actualidad del Partido Republicano como «aislacionista, proteccionista y, hasta cierto punto, nativista».

A su juicio, esta «no es exactamente» una visión positiva, «pero, ya sabes, solo soy un viejo al que pusieron a pastar».

Pese a las críticas contra el Partido Republicano, Bush espera ver a corto plazo un grupo mucho más moderado que logre apoyar medidas razonables vinculadas al control de armas, financiamiento para las escuelas públicas y también en materia migratoria.

“Creo que si el énfasis es la integridad y la decencia y tratar de trabajar para resolver los problemas, creo que la persona tiene una oportunidad”, señaló.

El expresidente Bush también se pronunció sobre el asalto al Capitolio suscitado el pasado 6 de enero: “me enfermó. Me sentí enfermo. Y no podía creerlo”.

«Lo que es realmente preocupante es la cantidad de información errónea que hay y la capacidad de la gente para difundir todo tipo de falsedades», agregó.

Sobre la retirada de las tropas de Afganistán previstas para septiembre, el expresidente criticó la acción del actual mandatario, Joe Biden, mostrándose «profundamente preocupado por la difícil situación de las mujeres y las niñas» en la nación islámica. Asimismo, añadió que temía que «tuvieran verdaderos problemas con los talibanes» luego de que las tropas se retiren.

Sobre inmigración

En un artículo de opinión publicado el viernes en The Washington Post, Bush abogó por el bipartidismo para aprobar una reforma migratoria, un tema que, a su juicio, «ha sido explotado de maneras que hacen poco crédito a ninguna de las partes».

“A lo largo de los años, nuestros instintos siempre han tendido a la justicia y la generosidad. La recompensa han sido generaciones de estadounidenses patriotas agradecidos, trabajadores, autosuficientes que vinieron aquí por elección”, señaló Bush. “Si confiamos en esos instintos en el debate actual, entonces la reforma bipartidista es posible. Y volveremos a ver la inmigración por lo que es: no un problema y una fuente de discordia, sino un gran activo que define a los Estados Unidos”.

Su opinión se alineó con sus recientes llamados en materia migratoria; sin embargo, su postura es distinta a la de algunos de los posibles precandidatos republicanos a las elecciones presidenciales de 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.